Desde el pasado mes de marzo, al menos 10 venezolanos se encuentran varados en altamar en espera de que les permitan desembarcar y retornar al país. Cinco de ellos se encuentras en un mismo barco, los restantes están repartidos en diferentes cruceros de la misma compañía.

El artista venezolano, Francisco Strippoli, es uno de los varados y a través de su cuenta en Twitter ha hecho pública la situación, asegurando que han solicitado ayuda a siete embajadas diferentes para que les permitan pisar tierra firme, abordar vuelos humanitarios y volver.

Por su parte, Maryjane Navas, madre y manager de Strippoli, relató al medio El Pitazo que su hijo embarcó en agosto de 2019 al firmar un contrato con una empresa italiana, con la cual lleva trabajando desde hace tres años, para presentar su espectáculo en el teatro del crucero.

«Cuando dan el aviso de pandemia en marzo, comenzaron a desembarcar a los pasajeros y luego a sus compañeros en diferentes puertos para que tomaran vuelos que los llevaran a sus países. Cuando se encuentran con que Venezuela estaba cerrada, empieza la odisea», contó Navas.

El único paso por tierra firme, que han tenido los venezolanos, ha sido para cambiarlos de barco, puesto que en algunos casos en los que se trasladan deben cambiar de rutas.

Cada vez que son cambiados a otra nave, se les realiza la prueba para COVID-19, la cual en todas las oportunidades ha arrojado resultados negativos.

Estado emocional comprometido

Por lo general, los trabajadores de los cruceros reciben periodos de descanso para pasar tiempo en sus hogares juntos a sus seres queridos para luego retornar a sus actividades. Esto debe hacerse como medida rutinaria, debido a que estar a bordo de un barco por periodos prolongados de tiempo no es gratificante para las personas y puede afectar su estado emocional.

Le puede interesar.  170 venezolanos varados en República Dominicana claman regresar a su país

«Fran ha ido al crucero y regresado a Venezuela en varias oportunidades durante sus tres años trabajando con la empresa italiana con el fin de recibir sus periodos de descanso como los demás trabajadores.», explicó la madre.

Sin respuestas de las 7 embajadas

La madre de Fran aseguró que han expuesto el caso ante las embajadas de Venezuela en República Dominicana, Aruba, Panamá, México, Italia, Francia, Suiza y España solicitando que sean admitidos en un vuelo de repatriación, pero hasta los momentos no se les ha dado una vía que les dé esperanzas de volver.

«Para ellos el caso no es prioritario porque alegan que tienen hospedaje, comida, no están enfermos, son jóvenes y por ende pueden resistir», expresó.

Navas cuenta que a través de las redes sociales han logrado que el caso sea conocido por la Aerolínea Conviasa, cuyos representantes han intentado aportar opciones que ayuden a que, tanto Fran como los demás venezolanos, puedan regresar a Venezuela, pero por los momentos no hay resultados.

«Se ha hecho de todo, ya queda de parte de las personas encargadas de los vuelos, ya sea en las embajadas o en Conviasa -que es la única que está volando- decidir incluirlos, porque los boletos los vamos a pagar», explicó la madre de Fran.

Con información de El Pitazo

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí