El estado de Nueva York es el que más ha recibido solicitudes para obtener la ayuda del gobierno estadounidense. Foto cortesía: Andrew Kelly / REUTERS.

El coronavirus perjudicó el estado laboral de una gran parte de los estadounidenses. Puesto que, incrementó a 30.3 millones la cifra de personas que solicitaron el beneficio por desempleo que otorga el gobierno norteamericano.

A raíz de la cuarentena ejecutada para evitar la propagación del virus, 3.8 millones de personas han sido despedidos de sus puestos de trabajo.

Las medidas de aislamiento obligaron el cierre de negocios e imposibilitan el pago la nómina de empleados en muchas empresas. Por lo tanto, millones de norteamericanos se vieron obligados a acudir a beneficios gubernamentales.

Alrededor del 70% de las personas, que pidieron las prestaciones por desempleo, ya han recibido la ayuda, según calculó el Instituto de Política Económica.

Expertos calculan una tasa de desempleo similar a la vivida durante la Gran Depresión de la década de 1930, siendo la crisis económica más grande vivida desde entonces.

Estados Unidos se mantiene como el país con más contagios y muertes por coronavirus. Foto cortesía.

Con información de AP

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí