El gobierno de Curazao manifestó sentir vergüenza por la pérdida de las 250 toneladas de ayuda humanitaria enviada desde Puerto Rico y Estados Unidos para Venezuela.

Según reseñó un artículo de NOS Curazao, las provisiones fueron almacenadas en unos cobertizos que fueron alquilados por el mismo gobierno de Curazao, pero estos nunca llegaron a su destino.

Recordemos que Nicolás Maduro cerró las fronteras de Venezuela para evitar el ingreso de la ayuda de Estados Unidos al país.

De acuerdo con el texto del artículo, el gerente de pilotos arrojó los insumos a la basura por estar, supuestamente, en mal estado.

Ya estaba comida por bichos

El pasado mes de agosto, Venex – organización de venezolanos en Curazao mediadora del almacenamiento de la ayuda humanitaria-   solicitó que le dieran un destino dentro de Curazao a dichos suministros, ya en la isla hay venezolanos con necesidades, quienes en su mayoría se quedan bajo un estatus ilegal.

Sin embargo, nunca hubo una respuesta y el gerente del piloto sacó sus conclusiones sobre unos insumos que ya eran comidos por alimañas.

La ayuda humanitaria que reposaba en Curazao fue facilitada mediante dos flujos de bienes. En primer lugar, los bienes del gobierno de Estados Unidos a través de la agencia de ayude la USAID; y los bienes recolectados por civiles de EE.UU. y Puerto Rico.

Pero, las 250 toneladas de insumos que provenían de los civiles solidarizados con los venezolanos permanecieron en la parte trasera de los cobertizos alquilados.

En consecuencia, el gobierno de Curazao está tratando de limitar el daño al colocar el error con Venex. Sin embargo, la organización no quiere asumir ninguna responsabilidad porque no era el dueño de los suministros de socorro; así fue reseñado en el portal Runrunes.

Le puede interesar.  Enviarán delegación técnica a Venezuela para evaluar una posible observación electoral

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí