La familia Lobo Herrera llegó el pasado viernes 13 de noviembre a La Parada, en Colombia, proveniente de Ecuador. En la nación referida hicieron vida durante casi tres años, pero el escenario ocasionado por la covid-19 los hizo retornar.

Yuly y Jean Carlos, de 30 y 31 años, respectivamente, se hallaban en el corregimiento colombiano, junto a sus dos hijos: uno de 13 años y otro de 3. Los cuatro estaban en compañía de otros grupos de venezolanos que también esperan la luz verde para atravesar el paso binacional.

“En Ecuador vendíamos helados. Nos iba bien, pero llegó el covid-19 y todo se complicó”, recalcó Yuly mientras aclaraba que le emocionaba el saber que pronto volvería a ver a los suyos, entre ellos su progenitora.

“La venta de los helados bajó mucho y uno debe seguir pagando alquiler y servicios. No es sencillo. Ni quedaba para mandar dinero a Venezuela”, prosiguió la joven tratando de explicar las razones de su regreso.

Para la familia, lo más duro de esta nueva travesía ha sido el tener que dormir en la calle. “Nos dijeron que debíamos esperar hasta el martes, porque el lunes es festivo en Colombia”, precisó en tono de preocupación.

Frente al grupo de caminantes que está migrando, cree que no es el momento oportuno para abandonar el país. “Nosotros nos estamos regresando por algo. El covid-19 ha puesto todo muy difícil”, aseguraron.

Diario La Nación

Le puede interesar.  En abril 1296 venezolanos emigraron pese al cierre de frontera por la pandemia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí