Cerca de 200 fornidos soldados iniciaron ayer en Barquisimeto el encuentro ‘Army Games 2022’ en Venezuela. Las delegaciones de Rusia, China, Irán, Bielorrusia, Uzbekistán, Vietnam y Myanmar, entre otros, arrancaron las maniobras militares junto a las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas para exhibir sus técnicas y capacidades en el uso de blindados, fusiles de asalto AK-47, municiones, tiros de larga distancia con francotiradores y drones teledirigidos.

Los ejercicios militares se realizarán hasta el 27 de agosto y tendrán lugar en varias localizaciones del estado Lara, como el Fuerte Militar Terepaima, donde se efectúa la revista a las instalaciones donde se lleva a cabo el entrenamiento de ‘frontera francotirador’, una nueva modalidad que se estrena en el país. La prensa de la fuerza bolivariana informó por Twitter que «desde la Federación de Rusia se efectuó el mantenimiento y preparación integral de los vehículos blindados T-72, que competirán en la disciplina de biatlón de tanques».

Nicolás Maduro no acudió a la inauguración de las maniobras por razones de seguridad. Tampoco el alto mando militar. Sólo los técnicos e instructores rusos, chinos e iraníes estuvieron a cargo del despliegue de 2.000 funcionarios y policías venezolanos de vigilancia.

Si las comunicaciones no son buenas, no habrá éxito en nuestras operaciones», advertía un soldado venezolano desde el interior de un tanque T-72 en alusión a que los simulacros también deben ser efectivos para que puedan ser aceptados.

Este tipo de eventos es propicio para la organización de un mercado armamentístico, que en el caso de Venezuela se convierte en el ‘mercado persa’ de armas teledirigidas. Diversos grupos de compradores, incluyendo organizaciones criminales, narcotraficantes y aventureros, se acercan para adquirir las últimas novedades en armas sofisticadas.

Le puede interesar.  Murió primer médico en Venezuela por contagio de covid-19

Irán ha construido una fábrica de ensamblaje de drones en Caracas. Estos equipos antes eran conocidos como Mohajer-2, y ahora los nacionalizaron con el nombre de Antonio José de Sucre-100 (ANSU-100). 

Son drones que fueron modernizados y artillados en Venezuela. Los drones iraníes pudieron exhibirse por primera vez en el desfile militar del 5 de julio pasado, Día de la Independencia, al que tampoco acudió Maduro.

En la presentación de los drones un oficial aseguró en la cadena Venezolana de Televisión que «se presenta ante ustedes el poder aeroespacial, encabezado por el grupo aéreo de inteligencia, vigilancia y reconocimiento electrónico Generalísimo Francisco de Miranda N° 8, con los sistemas aéreos no tripulados de diseño y fabricación nacional».

Las alertas de Israel

En febrero pasado el Gobierno de Israel alertó de que Irán estaba ayudando a Venezuela a fabricar estos drones de combate. Benny Gantz, ministro de Defensa de Israel, dijo que «misiles guiados de precisión están siendo enviados» a Venezuela para incorporarlos a avanzados drones iraníes Mohajer. 

«En reuniones con socios de todo el mundo, incluso de África y América Latina, escuché comentarios de gran preocupación sobre el apoyo de Irán al terrorismo», añadió.

Hace un mes, a raíz de la invasión rusa de Ucrania -respaldada por Maduro-, informaciones provenientes de Washington señalaron que el Kremlin está sopesando comprar drones iraníes. Según el portal ‘Primer Informe’, de Miami, Estados Unidos cree que funcionarios rusos han comenzado a entrenar con drones en Irán durante las últimas semanas.

La CNN informó hace unas semanas de que una delegación rusa había visitado un aeródromo en el centro de Irán para examinar estos aparatos con capacidad armamentística, según el asesor de seguridad nacional Jake Sullivan e imágenes de satélite obtenidas en exclusiva. No se descarta que estos movimientos también se extiendan a Caracas bajo la excusa de las maniobras militares.

Le puede interesar.  Régimen concede “indulto” a presos políticos y dirigentes exiliados que luchan por una Venezuela libre

Con su entreguismo al bloque oriental Maduro ha convertido al país caribeño en la base de operaciones más oscura y peligrosa de Rusia, China e Irán, que están vinculados al terrorismo, narcotráfico, espionaje y la guerra.

Información de ABC 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí