Acnur calcula más de 5 millones de migrantes venezolanos repartidos por el mundo. Foto cortesía.

La pandemia de COVID-19 agravó el estado de vulnerabilidad de los migrantes y refugiados venezolanos en todo el mundo. Los connacionales en otros países sufren una creciente estigmatización, advirtió la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados.

“La pandemia los ha abocado a dificultades aún mayores, mientras intentan sobrevivir lejos de sus hogares”, señaló Eduardo Stein, representante de Acnur para los refugiados y migrantes venezolanos en la región.

Desde el inicio de la cuarentena, los migrantes han perdido empleos y algunos han sido desalojados de sus viviendas. En consecuencia, los afectados padecen grandes necesidades mientras esperan la normalización de las actividades, paralizadas por el coronavirus.

“Se ven enfrentados al hambre, la falta de acceso a cuidados médicos, la posibilidad de perder su casa y la xenofobia”, agregó Stein.

Finalmente, el representante de Acnur pidió apoyo a la comunidad internacional para salvaguardar la vida de los venezolanos en el exterior.

Con información de EFE

Prensa Frontera Viva

Le puede interesar.  Trump deja la presidencia si el colegio electoral vota por Biden

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí