Mediante un comunicado, el fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) han pedido “claros compromisos” para garantizar los derechos básicos de los niños refugiados y despalzados en medio de la crisis sanitaria mundial por la pandemia de Covid-19.

La máxima representante de la Unicef, Henrietta Fore, y de la Acnur, Filippo Grandi, manifestaron que  la pandemia ha agudizado aún más las vulnerabilidades de los niños desplazados y refugiados y amenaza con revertir los logros alcanzados en materia de derechos.

“No podemos permitir que eso ocurra”, han subrayado los altos funcionarios, recordando que “cubrir las necesidades de los niños desplazados y refugiados es clave para salvaguardar tanto su bienestar actual como su potencial para el futuro”.

Asimismo, los representantes de ambas agencias internacionales lamentaron que el cierre de escuelas suponga, en algunos casos, que los niños se queden sin comida o sin acceso al agua potable. “Es probable que aumenten las tasas de negligencia, abuso, violencia de género y matrimonio infantil conforme las familias, vayan experimentando más dificultades socioeconómicas”, añadieron.

Prensa Frontera Viva

Le puede interesar.  EEUU implementa nueva normativa que restringe aún más el asilo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí