El hecho de que cerca del 87% del parque automotor se haya registrado hasta el sábado, motivó a la Alcaldía y demás autoridades a empezar con el control a partir de este lunes.

Jonathan Maldonado

El abastecimiento de combustible mediante el censo de vehículos, que estaba previsto iniciara el próximo 16 de noviembre en San Antonio, municipio Bolívar, fue adelantado este lunes, debido a que cerca del 87% del parque automotor ya se había registrado. Así lo informaron autoridades municipales.

Para este lunes, los primeros 550 vehículos particulares, 350 motos, 150 mototaxis y 60 taxis, fueron atendidos en la bomba “La Esperanza”, la única que está habilitada en la ciudad fronteriza de San Antonio. A las 11:00 a.m., ya todas las motos se habían surtido de combustible y, tanto los uniformados como los civiles a cargo de la actividad, empezaron a pasar los vehículos institucionales: ambulancias, patrullas, camiones del aseo urbano, entre otros.

Cerca del mediodía, los 550 carros previstos para la jornada, empezaron a circular en orden. Al principio, hubo cierta confusión en torno a si se respetaría o no el número, pero miembros de la GN fueron organizando los vehículos para evitar que reinara la anarquía en el lugar.

“Hoy estaríamos distribuyendo más de 36.000 litros de gasolina, incluyendo los vehículos de emergencia, los camiones del aseo y carros seguridad ciudadana. De esta manera, iniciamos formalmente el control por medio del registro único vehicular”,  apuntó la máxima autoridad local, quien estuvo dirigiendo el proceso desde las 8:00 a.m.

Gómez precisó que, hasta el día sábado, se habían registrado más de 2.632 vehículos particulares, más de 652 motos particulares, 173 mototaxis y 194 carros de carga pesada (350 y 750); es decir, “van más de 3.600 vehículos”.  Recordó que el censo se estará realizando, tal y como se anunció, hasta el 15 de noviembre en el complejo deportivo Simón Bolívar, mejor conocido como patinódromo de San Antonio del Táchira.

“Soy el número 38”

Blanca Rodríguez es el número 38 de carros particulares.  Fue una de las primeras en censarse el pasado 4 de noviembre. “Tengo más de tres meses sin poder echar gasolina”, dijo, con gran expectativa en relación a los resultados que pueda arrojar este método.

Blanca Rodríguez

Rodríguez tuvo que acudir en varias ocasiones a la gasolina revendida, para poder solventar. “Llegué a pagar hasta 50.000 pesos por una pimpina”, señaló, quien espera que con el censo la situación mejore y se le ponga fin a los grupos que siempre se beneficiaban en la bomba. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí