La necesidad de los migrantes venezolanos que permanecen con sus familias a las afueras del Centro Administrativo Municipal, en Cali, buscando un cupo en alguno de los autobuses que los llevan de regreso a su país y que hacen parte de la ruta humanitaria, está siendo aprovechada por personas que mediante engaños buscan beneficios económicos, según publicó la Voz de América.

De acuerdo al testimonio de un venezolano que pidió no ser identificado por temor a represalia, “e estaban pidiendo la mitad de la entrada con un depósito de 40.000 pesos por persona que había que consignar en una cuenta, pero la información completa no me la daban hasta que yo aceptara hacer la transferencia y allí me indicaban el número de cuenta y la ubicación desde donde salía”.

Según explicó, accedió a la información a través de una red social y ante la necesidad del regreso a la frontera, hizo contacto con los presuntos estafadores e “iniciaron una conversación por chat”.

La canciller de Colombia, Claudia Blum, informó el martes que un poco más de 45.000 migrantes venezolanos han tenido que salir del país huyendo del coronavirus y, tanto en Bogotá como en otras ciudades, han pedido apoyo para regresar a Venezuela.

Indicó además que quienes ofrecían el cupo para embarcarse en uno de los buses que ofrece la alcaldía de Cali, se hacían pasar por funcionarios de Migración Colombia, por lo que no dudó en consignar el dinero.

La Voz de América

Le puede interesar.  Qué pasó en la supuesta “incursión” que denunció el chavismo, mientras avanza la Operación Gedeón que planifica la rebelión contra Nicolás Maduro

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí