10 adultos y cinco niños es el balance de personas afectadas por las precipitaciones, según informó PC en el municipio.

Las fuertes precipitaciones que se registraron la noche del jueves y que se extendieron hasta la madrugada del viernes, anegaron tres viviendas en la parte alta del barrio Miranda, en San Antonio del Táchira, afectando directamente a 10 adultos y 5 niños.

Se observan varios daños en algunas viviendas del sector.


“Pensaba que la fuerza del agua y del barro iba a tumbar las paredes”, narró Clarisa López, de 45 años, dueña de una de las casas afectadas. Aún con lágrimas surcando su rostro como respuesta a la angustia que vivió, aclaró que lo primero que hizo fue gritarle a sus hijos que abandonaran la casa. “Temía por sus vidas. Creo, no he revisado bien, que se dañaron mi lavadora y nevera”, soltó.


Luego, los vecinos, en medio de la oscuridad de la noche y de la que impone Corpoelec con sus constantes cortes, procedieron a salvar algunos de los enseres. “Se han portado muy bien con nosotros. La zozobra y el nerviosismo aumentaron porque no teníamos luz. No veíamos nada. Fue muy duro”, relató.


En horas de la mañana del viernes, cuando se efectuó el recorrido por la zona, aún los habitantes colaboraban con retirar los escombros y el fango que se acumularon en las casas anegadas. 


Esto provocó que Luz Estela Santander, otra de las perjudicadas por las lluvias, organizara un sancocho para agradecer por las colaboraciones de los demás residentes.  “En mi casa, el agua llegó a un metro de altura. Ya van dos días lloviendo y colapsó el canal de agua de lluvia”, precisó. 


“Perdí los útiles de mis hijos y algunos enseres”, resaltó Santander, al tiempo que instó a las personas, que han invadido terrenos cerca del barrio, a no tirar basura ni escombros en los embaulados, pues al momento de que se registren escenarios como estos, colapsan. “Ojalá y los bomberos vuelvan con agua para que nos ayuden a limpiar el barro que quede”, dijo.


Entretanto, Marta Flores, describió el episodio como uno de los peores de su existencia. “Una cosa es decirlo y otra muy distinta vivirlo. No lo pensé y salí corriendo adonde una vecina. Allí nos resguardamos por horas, mientras mermaba la lluvia. Fue cuestión de minutos para que mi hogar se inundara”, apuntó.


“Mi niña tiene tres años y el niño seis. Cualquier ayuda que nos pudieran dar las autoridades, significaría mucho para nosotros. Mi televisor y nevera no quieren funcionar”, precisó la progenitora.


“Notifiquen a tiempo”
El director municipal de Protección Civil (PC), Hilario Rosas, indicó que arribaron al barrio Miranda en horas de la noche y se retiraron en la madrugada, tras haber evacuado a las familias afectadas. Recalcó que dos casas se vieron anegadas por agua y barro, mientras que la tercera solo por agua.


En este sentido, instó a la ciudadanía a notificar a tiempo cualquier emergencia. “Pueden llamar al 0276-7711800. Estamos activos las 24 horas”, puntualizó, al tiempo que conminó a quienes viven cerca del río Táchira o quebradas, a no perder de vista el crecimiento de los afluentes.
“Estas lluvias se deben a la activación de la zona de convergencia intertropical”, recordó a modo de colofón.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí