Lluvias escasas, una población en crecimiento, el agotamiento de los servicios públicos de agua, un embargo estadounidense paralizante y las dificultades económicas en general son algunas de las principales razones por las que hay escasez de agua potable en la isla de Cuba.

Sanne Derks, una reportera gráfica y antropóloga holandesa ha pasado meses explorando el problema del agua en Cuba y recientemente, el festival internacional de fotoperiodismo, Visa pour l’image, albergó su exposición de fotografía «Manifiesto del agua». Allí, en la ciudad francesa de Perpignan, ella discutió con Euronews las numerosas, a veces muy ingeniosas formas que los cubanos han encontrado para abordar los problemas de acceso al agua.

En 2019 el estado comunista reconoció el derecho de todo ciudadano cubano a tener acceso al agua potable, pero no puede mantener esta promesa. Los hogares cuentan con tanques de agua para ayudar a gestionar el problema de los cortes de suministro, pero no existe el agua corriente para beber las 24 horas del día, todos los días, explica Sanne.

Por ejemplo, Trinidad, una ciudad en el centro de Cuba, generalmente tiene 2 horas de agua corriente cada 5 días. Pero cuando se rompió un acueducto muy antiguo, la única fuente de agua en la zona, no hubo suministro durante 20 días mientras se realizaban las reparaciones, por lo que se entregó agua sin tratar que tuvo que ser limpiada por la propia gente.

En Cuba, las empresas nacionalizadas son responsables de todos los servicios esenciales, incluido el suministro de agua.

“Ahora, la pandemia ha complicado aún más la situación para Cuba, ya que hay pocos o ningún vuelo, y aún menos suministros. Todo lo que se puede reparar en el país se arregla con los suministros limitados que están disponibles”, explica la fotógrafa.

Le puede interesar.  MP Investigará a alcalde del régimen que marcó casas de pacientes con COVID-19 en Yaracuy

Si las tuberías de agua están rotas o no existen, el agua se entrega en camiones. En el centro y en las afueras, se pueden ver personas con baldes que se acercan al camión llenando su depósito de agua. Esta forma de suministrar agua es muy importante, pero no siempre fiable.

El año pasado, la escasez de combustible en el país provocada por la crisis en Venezuela agravó aún más los problemas de agua de Cuba. Sin gasolina, los camiones cisterna no podrían usarse para abastecer de agua a las personas.

“Usan blocs de notas, lápices, nada está digitalizado. A las 8 en punto tienen que presentarse a una reunión, donde tienen que mostrar todos los materiales necesarios y a casi todos les falta algo. Luego los envían a las calles a hacer su trabajo”, dice.

Peces para limpiar el agua

Mantener agua en tanques de almacenamiento puede causar otro problema: los mosquitos que transmiten diferentes enfermedades tropicales pueden poner sus huevos allí. Los departamentos de salud tienen la tarea de revisar estos tanques para asegurarse de que no haya larvas en ellos. Dado que los productos químicos que normalmente se utilizarían para prevenir esto son escasos, han tenido que encontrar otra solución. Los peces, a los que les gusta comerse las larvas, se mantienen en los tanques de agua.

«El pez muere en el tanque después de un tiempo y luego se coloca el nuevo pez», dice Sanne.

Para combatir las enfermedades transmitidas por mosquitos, también se utiliza la fumigación. Los fumigadores suelen venir sin previo aviso y los habitantes tienen que salir de casa junto con sus animales durante más de una hora. Debido a los inconvenientes que causa, las personas a veces intentan evitar la fumigación. Pero tienden a tomarlo más en serio si hay una epidemia, observó la fotógrafa.

Le puede interesar.  Canciller de Brasil: “La comunidad internacional no puede tener miedo a la libertad de Venezuela”

“Si la presión del agua en las tuberías es demasiado baja, se puede utilizar una bomba de agua. Pero son difíciles de encontrar y deben importarse. Los cubanos pueden ir de casa en casa recolectando el dinero para una iniciativa como esta, lo hacen juntos”, dice Derks.

En áreas que no tienen red de agua, el gobierno construye pozos. Los lugareños a veces la venden a personas de otras regiones, transportando agua en tanques en carruajes tirados por caballos. Oficialmente no se permite la venta comercial de agua. Si los detiene la policía, los vendedores dirán que el agua se transporta para uso familiar. La policía no tiene pruebas de las transacciones y, en general, tiende a hacer la vista gorda ante este negocio.

Las piscinas de los hoteles son populares

Acostados junto a la piscina del hotel, los turistas no tienen ni idea de la escasez de agua en el país, ya que los suministros de agua prioritarios se dan a las zonas turísticas.

Durante casi una década, a los cubanos se les ha permitido bañarse en las piscinas de los hoteles. Algunos de ellos se han vuelto muy populares entre los locales, otros cobran hasta 80 euros por día por este servicio, una suma de dinero que los cubanos no podrían pagar.

Dado que es una parte importante de la economía del país, los lugareños entienden que es importante mantener contentos a los turistas. Sin embargo, a veces ocurren situaciones extremas y se puede dirigir una tubería de agua a los hoteles desde un barrio que no tiene agua para los habitantes locales.

Primer Informe

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí