Venezolanos en espera de atención médica

San Antonio del Táchira también ha recibido, en los últimos meses, la colaboración de Unicef y la Cruz Roja Internacional

La Parada, en Colombia, no solo se ha convertido en un gran mercado a cielo abierto, donde miles de venezolanos adquieren sus productos de primera necesidad; también es un lugar en el que los ciudadanos de la nación del oro negro cuentan con atención primaria, y de la mano de al menos siete organizaciones internacionales.

El punto más visible se encuentra al lado de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales de Colombia, justo al terminar de cruzar el puente internacional Simón Bolívar. En este espacio, niños y adultos venezolanos consiguen medicina general y vacunas de forma gratuita.

Las organizaciones que convergen en este centro son seis: Acnur, Consejo Noruego, Unicef, Cruz Roja Colombiana, Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Cada una se enfoca en áreas que, al final, se traducen en beneficios de gran valor.

¿Qué papel desempeña cada organización?

La Cruz Roja Colombiana, por ejemplo, brinda facilidades de comunicación. El venezolano puede realizar tanto llamadas nacionales como internacionales, así como conectarse a internet (wifi), recargar sus celulares y obtener información sobre los puntos de atención con los que cuenta el caminante.

Igualmente, la Cruz Roja ofrece servicio de psicología, módulo de primeros auxilios y toma de signos vitales. También se encarga del control del crecimiento y desarrollo de los infantes y medicina general.

Por su parte, el servicio de vacunación, está liderado por tres organizaciones: OPS, OIM y Unicef.  En este caso, se les brinda a los pequeños todo el esquema de vacunación colombiano. A diario, pasan un aproximado de 80 a 100 infantes.

Lo referente a la protección, el Consejo Noruego lleva la batuta. Se centra en cobijar, de cierta forma, a niños y mujeres lactantes con talleres y charlas.

Acnur, entretanto, está enfocado en la orientación de migrantes y retornados. La batería de baños corre por cuenta de la OIM.

Estas atenciones son de lunes a sábado, de 8:00 a.m. a 12:00 m y de 1:00 p.m. a 5:00 p.m., hora colombiana.

Puesto de salud del hospital Jorge Cristo Sahium

Área de vacunación del puesto de salud del hospital Jorge Cristo Sahium

En este puesto, ubicado también en La Parada, cerca de 16 gestantes son atendidas a diario. “Suelen quedarnos alrededor de 10 gestantes sin atención. Procuramos que al día siguiente sean recibidas”, precisó Nubia León, trabajadora social y coordinadora del convenio extramural que tiene el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) con el hospital.

León señaló que en lo concerniente al control de crecimiento y desarrollo de infantes, se atiende un promedio de 25 a 33 pequeños y, de ser necesario, se remiten por nutrición para gestionarles micronutrientes y fórmulas nutricionales. Recordó que estas atenciones para venezolanos arrancaron en noviembre de 2018.

Las instalaciones, que también ofrecen vacunaciones para infantes, reciben cerca de 700 venezolanos al mes. Todos, según la coordinadora, obtienen las medicinas de forma gratuita.

El equipo de trabajo está conformado por 13 profesionales: dos médicos generales, dos jefes de enfermería, dos auxiliares de preconsulta, cinco vacunadores, una psicóloga y la trabajadora social, que funge como coordinadora.

Bolívar, el municipio fronterizo que abrazó Unicef

Uno de los municipios fronterizos que más apoyo ha recibido de Unicef, es Bolívar. Su ciudad capital, San Antonio del Táchira, ha contado con la puesta en marcha de varios proyectos que la organización ha ejecutado en alianza con la alcaldía.

Entrega de medicinas en puestos de salud.

El acueducto de El Mesón es uno de ellos. Allí, según la alcaldía, la institución invirtió más de 9.000 dólares en su recuperación. Igual, está construyendo un centro de atención integral en el terminal de pasajeros, el cual, por el gran número de ciudadanos que recibe a diario, se ha convertido en el más importante puerto terrestre del país.

Otro de los convenios que Unicef tiene en la jurisdicción, es la instalación de una nueva batería de baños en el terminal. Además, entregó kids deportivos a los planteles educativos de la ciudad.

La Cruz Roja Internacional, también está haciendo lo suyo en la localidad. Tras los enlaces que efectuó con la alcaldía, decidió emprender dos proyectos en el terminal: remodelación de los baños y crear un sistema hídrico que le permita al puerto tener agua las 24 horas y los siete días de la semana. / Jonathan Maldonado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí