El Tren de Aragua, la banda de crimen organizado venezolano ha ido migrando sus actos delictivos hacia las fronteras a las que huyen los venezolanos en busca de la calidad de vida negada en su país.

De acuerdo con una investigación del medio chileno La Tercera, existen indicios de la presencia de esta temida banda con un activo rol en el tráfico de migrantes desde Bolivia hasta Chile. Además, existen al menos cuatro casos vigentes por tráfico de personas, drogas y armas adjudicados a la agrupación delictiva.

Tras la pista de sus miembros

“Los Malditos del Tren de Aragua”. Ese nombre, que hasta hace algunos meses pocos conocían en Chile, en el último tiempo ha tomado protagonismo entre fiscales y policías de zonas fronterizas. No solo por los hechos de violencia que han ocurrido en la zona que limita con Bolivia, sino por las, al menos, cuatro investigaciones judiciales en que el nombre de esta banda de crimen organizado transnacional ha sido mencionado. Algo que da cuenta de cómo este grupo estaría comenzando a extender sus tentáculos a suelo chileno.

Entre sus principales actividades se encuentran el tráfico de drogas, los robos con intimidación y el tráfico de migrantes. Este último ilícito lo estarían propiciando hacia Chile. Seis de sus miembros son objeto de investigación en causas abiertas en suelo nacional.

En alerta desde marzo

Uno de los primeros casos en que este grupo apareció en escena tuvo su origen el 27 de marzo de este año. A través de seguimientos y otras técnicas investigativas que se mantienen bajo reserva, la Unidad de Análisis Criminal de la Fiscalía de Alta Complejidad de Iquique identificó a un grupo de extranjeros que traficaba drogas hacia Chile.

Le puede interesar.  De mujer a mujer: venezolana es asesinada a puñaladas en Colombia

Hasta ese momento, la causa se asimilaba a una de las tantas indagatorias por este delito, en que delincuentes aprovechan pasos no habilitados para ingresar narcóticos al país. Sin embargo, algo en los imputados no cuadraba con los casos anteriores. Mostraban un temor evidente, pero no hacia los policías que los detuvieron, sino a quienes les habían encargado la misión de internar ketamina (tranquilizante para animales usado en drogas sintéticas) al territorio nacional.

Los detenidos, todos extranjeros de países de la región, indicaron que el objetivo de su viaje era ingresar de manera clandestina a Chile, pero que en la frontera se encontraron con miembros de la banda transnacional llamada Tren de Aragua.

Con información de La Tercera

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí