Este año, las costas venezolanas han sufrido las consecuencias de múltiples derrames petroleros que afectan, sobre todo, a los estados Falcón, Zulia y Carabobo. En el caso de las refinerías Amuay y Cardón, ubicadas en el Complejo Refinador Paraguaná, especialistas alertan que la recurrencia de dichos incidentes es cada vez mayor.  

Eduardo Klein, director del Laboratorio de Sensores Remotos y Análisis Geo-Espacial del Departamento de Estudios Ambientales de la Universidad Simón Bolívar, advirtió que muchos derrames en el Complejo Refinador Paraguaná pasan inadvertidos y las mareas los llevan al norte, a mar abierto, en donde se pierden y nadie se entera.

Además, explicó que muchas veces los habitantes no se percatan de los derrames porque el liquido no llega a ninguna playa concurrida para alertar.

“En el caso de haber evidencia en las playas, esos lugares son como un caldero lleno de aceite. Son tantos los derrames que ni los perciben porque se acostumbran a lo que ahí pasa”, puntualizó.

Con información de El Nacional

Prensa Frontera Viva

Le puede interesar.  Crisis económica obliga a decenas de venezolanos a vivir del trueque de alimentos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí