En entrevista con EFE, Alex Saab negó tener algún cargo en la gestión del régimen oficialista encabezada por Nicolás Maduro.

No soy un funcionario público, ni deseo ser una figura pública. Nunca he buscado la fama ni el reconocimiento público y tampoco lo hago”, aseguró.

En la entrevista, Saab reveló cómo inició su relación con Nicolás Maduro quien le adjudicó en 2015 un contrato en el programa de alimentos que adelanta el régimen, mejor conocidos en el país como Comité Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

 “Conocí al presidente Maduro cuando era ministro de Asuntos Exteriores con el presidente (Hugo) Chávez. Comencé a trabajar con departamentos de la República Bolivariana de Venezuela durante la época del presidente Chávez. A partir de la construcción en 2011 de un proyecto de viviendas sociales, he podido demostrar que puedo entregar proyectos importantes a tiempo y dentro del presupuesto (…). La experiencia que adquirí mientras gestionaba y organizaba la logística que implicaba el contrato de viviendas sociales fue reconocida por el Gobierno del presidente Maduro y se nos adjudicó nuestro primer contrato para convertirnos en proveedores del programa de alimentos de bienestar social del Gobierno en 2015”.

Asimismo, alega que es falso que se le acuse de testaferro de Maduro y aseguró que hay un “error de cálculo político” por parte de la ex fiscal Luisa Ortega Díaz, quien fue la primera en calificarlo de este modo por su relación con la empresa Group Grand Limited (GGL).

“Siempre es triste que quien se ha beneficiado tanto de un país, como la ex fiscal, se vuelva ahora contra ese mismo país por lo que sólo puedo suponer un error de cálculo político”, expresó.

Le puede interesar.  Más de 70 migrantes a bordo del Open Arms se lanzaron al mar por desesperación

También se refirió a su nacionalidad, tema que ha sido generador de debates. “No estoy seguro de por qué mi ciudadanía tenía que ser públicamente conocida”, cuestionó y agregó “me siento honrado de haberme convertido en ciudadano venezolano y, (..) estoy orgulloso de mis raíces de Barranquilla, así como de mi herencia libanesa-palestina”.

Mientras aguarda si será extraditado a Estados Unidos (EE.UU) desde Cabo Verde, niega haber recibido comunicación directa de Maduro, pero está “encantado de haber recibido a través de los canales oficiales un mensaje de apoyo y ánimo”.

En la entrevista, Saab también se refirió a su estadía en el lugar desde donde cumple arresto domiciliario.

 “Estoy vigilado por 50 guardias armados, mis abogados son registrados cuando vienen y cuando se van, mis frascos de medicamentos son vaciados, incluso cuando son nuevos y están cerrados. Si salgo al jardín, la Policía Nacional sigue todos mis movimientos con drones. No se me permite el acceso a internet y si quiero hablar con mi familia, debo hacerlo con un móvil suministrado y vigilado por la Policía Nacional (…) Con tantos guardias armados a mi alrededor estoy muy estresado”.

Por lo que reiteró sus acusaciones de “tortura psicológica” por parte del gobierno de Cabo Verde en atención a las pretensiones de Estados Unidos.

Con información de Monitoreamos

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí