En la misiva dirigida a el jefe de Gobierno de la nación insular, Ulisses Correia e Silva, el empresario colombiano señalado de ser testaferro del gobierno de Maduro, asegura que Venezuela puede ayudar a la nación insular más que Estados Unidos y argumenta, además, que con él se comete una injusticia.

“Me veo obligado a escribirle, dada la gran injusticia que se ha cometido”, dice, en alusión a la decisión de la Justicia de Cabo Verde de autorizar la solicitud de extradición formulada por Estados Unidos. Asimismo, Saab argumenta que se le ha negado el derecho a una audiencia y a obtener el informe del caso.

A juicio de Saab, la forma en la que se llevó a cabo su detención puede compararse más con un secuestro, pues -indicó en la carta- al momento en que fue aprehendido todavía no había ninguna notificación de alerta roja de Interpol.

“Un oficial, que no se identificó, pero hablaba un inglés perfecto, me forzó a bajar de mi avión diplomático usando una alerta roja de la Interpol como pretexto. Eran las 20.00 horas en Cabo Verde, las 23.00 horas en Lyon, donde se encuentra la base de la Interpol. Sabemos que la alerta roja no se emitió hasta el 13 de junio, por lo que básicamente fui secuestrado”, sostuvo.

El empresario colombiano se quejó por tener 57 días detenido sin que, a su juicio, Estados Unidos tenga la más mínima prueba de los crímenes que le atribuye y que solo tiene como única conexión unos pagos que vinculan a cuentas bancarias estadounidenses. “Pagos que ni realicé personalmente ni de los que estaba a cargo y que eran obligaciones contractuales o facturas de tarjetas de crédito para las que no se ofrecieron métodos alternativos de pago”, explicó.

También denunció haber recibido un trato cruel durante su detención. Relató que lo llevaron a una celda en donde estuvo sin luz y sin comida durante dos días. “Ya he perdido 20 kilos”, expresó. Asimismo, se quejó de la atención médica rudimentaria que ha recibido a pesar de haber notificado que es sobreviviente de cáncer.

¿Advertencia?

En su carta, el empresario también lanzó una advertencia al primer ministro de Cabo Verde, a quien le aseguró que su falta de acción ante su caso tendrá consecuencias legales y políticas.

“No creo que la gente de Cabo Verde esté de acuerdo con esto, ya que siempre se han visto discriminados y menospreciados por Estados Unidos”, destacó, para luego agregar que el trato de Venezuela hacia el funcionario y la nación insular sería más respetuoso que el ofrecido por el Gobierno norteamericano.

Venezuela siempre será un mejor aliado que el régimen estadounidense, que restringe los derechos de aquellos que considera ‘enemigos’ del Estado”, argumentó.

Con información de El Pitazo

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí