Cuando Andrea Ferrero tenía diez años de edad, sus padres le dieron como regalo de navidad una guitarra eléctrica marca Squier, y desde ese momento, inició una historia de amor, sacrificio y superación que le ha llevado desde tocar en la Iglesia de Cumbres de Curumo, en Caracas, hasta hacerlo junto a grandes compositores en la Berklee College of Music, en Boston.

En entrevista para Frontera Viva, Andrea cuenta cómo su pasión por la música le fue llevando a trazarse objetivos cada vez más grandes, en los que se soñaba haciendo melodías con su guitarra, esa que cuando toca, le produce la sensación de desconectarse del mundo, y al mismo tiempo, curiosamente, la de sentirse más viva.

Andrea Ferrero es oriunda de Caracas, lugar donde vio sus primeras clases de música, y donde formó su primera banda, ‘Luar’. Una pequeña agrupación hecha entre amigos, y en la que según recuerda, era la mayor con 14 años, consiguiendo presentarse en varios eventos de la movida cultural caraqueña.

Andrea Ferrero toca la guitarra desde que tenía diez años.

Con el pasar del tiempo, su gusto por tocar la guitarra fue creciendo, hasta el punto que empezó a planteare la idea de ir a una universidad donde pudiera estudiar música, pero no pensó en cualquier universidad, Andrea se fijó en la Berklee College of Music, la universidad privada de música más grande del mundo, que se encuentra ubicada en Boston, Estados Unidos, donde estudiaron músicos como Steve Vai o John Mayer.

Pese a saber que su familia no contaba con los recursos necesarios para pagar la matrícula de la universidad, Andrea decidió realizar la audición de ingreso, pues, de cualquier manera, quedar seleccionada en tan prestigiosa institución ya le representaba un logro importante.

Le puede interesar.  Guaidó a Padrino López: Sí estamos por tomar el poder político en Venezuela

Cuenta que, la canción que preparó para la audición vía online, de 15 minutos, “fue una mezcla de distintos géneros donde involucraba desde el jazz hasta el joropo”.

La Berklee College of Music, es la universidad privada de música más grande del mundo.

Tras esperar un par de meses, que “parecían eternos”, recibió el correo de la universidad, que recuerda, prefirió leer sola. En el mismo, además de participarle que había sido aceptada, venía un archivo adjunto en el que, para sorpresa suya, se le informaba que había recibido una beca completa, similar a la que en 1951 ganó Quincy Jones, en ese mismo instituto.

Pero, pese a la excelente noticia recibida, se dio cuenta que había otra dificultad a considerar, debía tener el dinero suficiente para realizar el viaje, pagar el alquiler de una residencia en Boston, y todos los demás gastos de consumo. Fue entonces cuando, en lugar de cruzar los brazos y abandonar su sueño, apostó por la caridad de las personas, creando una campaña a través de GodFundMe, por medio de la cual obtuvo parte de lo necesario para emprender viaje al país de guitarristas como Eric Clapton y Slash.

A sus 17 años de edad, Andrea tuvo que tomar una dura decisión, migrar, dejando atrás familia, amigos, la comodidad y seguridad de la casa, e incluso a una Caracas, que pese a las adversidades, le mantiene hasta el momento, enamorada.

Pero la vida recompensa los sacrificios, y al apenas ingresar a la Berklee College of Music, uno de sus profesores, el reconocido músico, Tomo Fujita, a quien admiraba desde hace varios años atrás, le invitó a grabar un vídeo tocando la guitarra, el cual ya supera las 800 mil reproducciones en YouTube.

Por infortunio, a escasos meses de haber llegado a Boston, en octubre de 2018, un incendio en el edifico donde residía, destruyó sus pertenencias, incluidas sus guitarras, y hasta su pasaporte. Andrea cuenta que “en ese momento sólo pensaba en regresar a Venezuela para estar con mi familia”.

Le puede interesar.  Comisionado Humberto Prado: Informe de relatora Alena Douhan indigna al venezolano

Pero nuevamente el arrojo persistente de quien tiene un objetivo, triunfó, y por suerte decidió quedarse, pues en el verano de 2019, tuvo la ocasión de conocer al actor estadounidense Adam Sandler, quien estaba en la ciudad grabando su película, The Halloween of Hubie. Desde ese instante forjaron fácilmente una amistad debido al gusto que ambos sienten por la música.

De hecho, cuenta Andrea, fue el propio Sandler quien en enero de 2020 le ofreció trabajo en Happy Madison Production, su productora de películas y programas de televisión. La joven venezolana resalta con admiración lo “sencillo y solidario”, que es el actor.

Andrea mantiene una amistad con el actor estadounidense, Adam Sandler, con quien comparte el amor por la música.

En la actualidad, ya recibió su título de la Berklee College of Music, y se encuentra en Los Ángeles trabajando como Music Consultant de la empresa de Sandler, donde comenta, alguna vez le encantaría poder sugerir que se use algún ritmo de música venezolana para una producción audiovisual, el cual “muy probablemente sería el joropo, que es el que suele gustar más”.

Andrea Ferrero, que se mantiene trabajando en su primer EP, el cual espera tener listo a mediados de este año, dio un mensaje a los jóvenes que al igual que ella sueñan en grande: “tienes que creértela, creer en ti mismos, en que eres bueno en eso que haces y que cada día puedes trabajar para ser mejor, ese es el primer paso para alcanzar un sueño, eso además te permite no rendirte ante las adversidades del camino”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí