El domingo 22 de noviembre, el gobierno de Trinidad y Tobago deportó por mar a 16 menores de edad venezolanos, separando a algunos de sus padres. Tras horas de incertidumbre por desconocerse el paradero de los niños, el diputado opositor Omar González informó que fueron encontrados en el estado Delta Amacuro, región del oeste de Venezuela.

Asimismo, en horas de la noche de este lunes, el activista por los Derechos Humanos y coordinador de la ONG Foro Penal por el estado Delta Amacuro, Orlando Moreno, informó que los menores se encontraban en La Barra, frontera entre Delta y Trinidad y Tobago.

Según el legislador González, los niños regresarán a la isla por solicitud de la jueza trinitense, Nafeesa Mohammed, quien había solicitado la permanencia de los menores en el país. Ante el hecho, Mohammed pidió investigar el caso y exigió al gobierno de Keith Rowley reconsiderar el manejo de la crisis migratoria vinculada con la llegada de venezolanos.

“Es necesario realizar una investigación (…) Sabemos que tenemos inmigrantes irregulares y ha llegado el momento de que el Estado mejore el sistema para gestionar los flujos (…) Estos son niños”, comentó Mohammed.

Por su parte, David Smolansky, comisionado de la secretaría general de la Organización de Estados Americanos (OEA) para migrantes de Venezuela, cifró en 29 los deportados: 16 niños, uno de ellos un bebé de cuatro meses, y 13 adultos.

Le puede interesar.  Ceofanb impulsa la persecución hacia los venezolanos que retornan al país por trochas y los cataloga como “bioterroristas”

Hasta el momento, ningún personero del régimen de Maduro se ha pronunciado

Prensa Frontera Viva

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí