El presidente de la Cámara Venezolana de Industrias Lácteas (Cavilac), Roger Figueroa, informó que las plantas del país solo están operando entre 15% y 20% de su capacidad instalada. El constante aumento del dólar y el colapso de los servicios públicos perjudican la situación del sector.  

Figueroa señala que las empresas lácteas solo están trabajando para pagar nóminas y mantener la industria activa. Aunque los fabricantes realizan esfuerzos para mantener los costos de los productos, el representante indicó que la economía venezolana “no está hecha para eso”.

“La suma de todos y cada uno de estos problemas hacen un verdadero desastre. No hay dinero para financiar las operaciones de producción”, puntualizó.

Actualmente, el dólar paralelo en Venezuela ronda el millón de bolívares, más de lo que representa un sueldo mínimo en el país.

Con información de El Nacional

Prensa Frontera Viva

Le puede interesar.  Retiran a migrantes venezolanos de la cancha de La Parada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí