Centro Penitenciario de Los Llanos, Guanare, estado Portuguesa. Foto cortesía.

El pasado viernes se registró un motín en el Centro Penitenciario de Los Llanos, ubicado en Guanare, estado Portuguesa; el suceso dejó más de 40 reclusos muertos. Ante la falta de información clara y oficial, entes nacionales e internacionales exigieron una explicación al régimen sobre el acontecimiento.

El hecho

Según la versión superficial del régimen de Nicolás Maduro, el motín se debió a un intento de fuga. Los reclusos habrían intentado salir a la fuerza por la puerta principal del penal, aseguró Iris Varela, ministra de servicios penitenciarios de la dictadura venezolana.

Sin embargo, la versión oficial es puesta en duda por quienes aseguran que otras razones originaron el suceso. María Martínez, diputada de la Asamblea Nacional, señaló que todo indica que el motín se produjo debido a la prohibición de ingreso de alimentos para los reos; situación que se ha reportado en otras cárceles del país.

El lamentable hecho dejó una cifra de 47 muertos y 75 heridos, extraoficialmente. Dicha información fue ofrecida por Carolina Girón, directora del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), quien junto a los familiares de los reclusos siguen esperando una explicación clara sobre lo sucedido.

Reclusos muertos producto del motín. Foto cortesía.

Preocupación de entes internacionales

Ante el acontecimiento, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó preocupación sobre la masacre. Además, exhortó al régimen a que realice una investigación seria, imparcial y efectiva para determinar la verdad sobre lo acontecido.

Al igual que la CIDH, Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, exigió una investigación profunda e instó al régimen a garantizar los derechos básicos de todos los reclusos en el país.

TSJ legítimo responsabilizó al régimen

Por otra parte, el Tribunal Supremo de Justicia legítimo rechazó lo sucedido y culpó a Nicolás Maduro, y su cúpula socialista, de no garantizar la vida y la integridad física de los presos venezolanos.

Finalmente, el TSJ manifestó que las condiciones de detención deben ser compatibles con la prohibición de la tortura y los tratos crueles, inhumanos o degradantes.

Con información de El Nacional

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí