La alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, denunció este jueves que algunos gobiernos han tomado medidas restrictivas para limitar la libertad de expresión usando como excusa la pandemia.

Aunque no se refirió a un país específico, la funcionaria detalló que periodistas o trabajadores sanitarios en el mundo que han dejado en evidencia la escasez de insumos han sido perseguidos.

“Criticar no es un delito… En algunos países se ha informado de periodistas sancionados por reportar sobre escasez de mascarillas, trabajadores sanitarios reprendidos por decir que no tienen suficiente protección, o gente detenida por hablar de la pandemia en redes sociales”, sostuvo Bachelet a través de su cuenta oficial en Twitter.

Para finalizar,  la Alta Comisionada manifestó que “teme  que las acciones de emergencia sean utilizadas para introducir cambios represivos y que se prolonguen incluso cuando termine la pandemia”.

Con información de Prensa Presidencia

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí