La alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet lamentó que el régimen de Nicolás Maduro no permita que su equipo visite las sedes de la Dirección General de Contrainteligencia Militar de Boleíta y del Servicio Bolivarianos de Inteligencia Nacional de El Helicoide.

Dijo, durante la presentación oral de la actualización de su informe sobre Venezuela, que mantiene sus preocupaciones por las condiciones de detención en esos centros porque no son adecuados para privar a personas de su libertad debido a riesgos de malos tratos, incomunicación y otros.

“Lamento que ya no se le permita el acceso a mi equipo”, expresó.

Bachelet reiteró su pedido de que se les otorgue la libertad plena e inmediata a todas las personas detenidas arbitrariamente. Particularmente a las que fueron catalogadas de esa forma por el Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre las Detenciones Arbitrarias y aquellas que cumplieron su condena o que recibieron boletas de excarcelación.

Instó a las autoridades a garantizar a los apresados el derecho a un abogado de su elección y la atención médica oportuna y adecuada a aquellos que la necesiten. Agregó asimismo que las reformas legales adoptadas para reducir las demoras judiciales deben implementarse a la brevedad.

En un año: 68 liberados

La expresidenta de Chile indicó que entre mayo de 2021 y abril de este año, periodo en el que se basa la actualización de su informe sobre Venezuela, su equipo visitó 21 centros de detención y realizó 259 entrevistas confidenciales a personas detenidas, incluidas 46 mujeres.

“Quiero reconocer los esfuerzos por mejorar las condiciones de detención. Incluso mediante la reducción del hacinamiento y aliento a las autoridades para que aseguren cambios estructurales más sostenibles”, manifestó la alta comisionada.

Le puede interesar.  Así funciona el entramado terrorista en Venezuela

Afirmó que su delegación ha discutido con las autoridades de Venezuela la preocupación por casos individuales en donde se han denunciado presuntos malos tratos y otras violaciones a los derechos humanos. Ese trabajo, aseguró Bachelet, ha contribuido en la liberación de 68 ciudadanos, incluidas 14 mujeres. “Aproximadamente la mitad de estas personas fueron puestas en libertad condicional”, añadió.

“Avances” en recomendaciones

La alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos reconoció que, a tres años de su visita en Caracas, ha habido avances en la implementación de las recomendaciones formuladas por su oficina, como las reformas relacionadas con la justicia, la policía y las detenciones.

“Pido a las autoridades que tomen más medidas para promover cambios estructurales y a largo plazo. Hago un llamado para que las iniciativas legislativas estén acompañadas por consultas genuinas a inclusivas con la sociedad civil”, expresó.

Bachelet señaló la disolución de la Fuerza de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana, conocidas como el Escuadrón de la Muerte en algunos sectores, en línea con sus recomendaciones. Esa reestructuración, indicó, es “una oportunidad para instalar cambios adicionales y duraderos” como el fortalecimiento de la naturaleza civil de las fuerzas de seguridad y de los procesos de investigación en todos los niveles.

Con información de El Nacional

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí