Ecuador fortalecerá los servicios públicos de salud, educación y protección social para las poblaciones de mayor vulnerabilidad en varias ciudades del país, tras la aprobación de un proyecto del Banco Interamericano de Desarrollo. La operación es la primera aprobada bajo una nueva modalidad que incluye recursos no reembolsables para apoyar a las principales localidades receptoras de población migrante.

La operación consiste en un crédito por US$50 millones y un adicional de $12,5 millones en financiamiento bajo la Iniciativa de Migración del BID , que fue aprobada en marzo 2019.

A partir del 2018, el país empezó a recibir flujos migratorios, especialmente desde Venezuela, acentuando el reto de proveer servicios públicos de cobertura y calidad adecuadas para garantizar el desarrollo humano de la población, particularmente sus segmentos vulnerables.

El proyecto utilizó registros anónimos de telefonía celular para identificar a las principales ciudades receptoras de migrantes, incluyendo Guayaquil y Quito, seguidas por Manta, Santo Domingo, Cuenca, Machala, Portoviejo, Esmeraldas, Ibarra y Salinas.

Los beneficiarios del proyecto son la población infantil, adolescente y mujeres en situaciones de vulnerabilidad. El proyecto busca mejorar el acceso a los servicios sociales para la población más vulnerable. Se dará prioridad a madres embarazadas en sus controles prenatales, menores no acompañados o sin hogar, niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad en la calle. Además, niños en edad preescolar excluidos del sistema educativo en su acceso a visitas domiciliarias y niños de 8 a 18 años que tienen un rezago escolar de dos o más años relativo a su edad y requieren de nivelación y aceleración pedagogía.

El préstamo de US$50 millones está basado en una tasa LIBOR y US$12,5 millones es una contribución no reembolsable (donación).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí