El Palito, Amuay y Cardón, están operando a menos del 10% de su capacidad, así lo confirmó Fabiola Zerpa, periodista de Bloomberg. Además, indicó que las refinerías están produciendo gasolina de manera intermitente.

Esta es una situación que se ha presentado en el país desde 2019 y que se ha ido agravando este año: “Las refinerías de crudo de Venezuela están trabajando a 10% de producción desde el año pasado. Tenemos desabastecimiento porque no estamos produciendo suficiente gasolina para cubrir lo necesario ni siquiera durante la pandemia, en la que hay menor demanda”.

Destacó que actualmente falta transparencia en la información proporcionada por las autoridades sobre la industria petrolera. Se refirió especialmente al último anuncio de Nicolás Maduro respecto al inventario de gasolina que queda en el país.

De acuerdo con Maduro, en el país todavía queda suficiente combustible para 20 días más. Sin embargo, Zerpa explicó que, debido a los niveles de producción de las refinerías en la actualidad, es complicado establecer cuántos días de suministro quedan en realidad.

“El inventario anunciado por Maduro es un inventario de cuando Venezuela producía 2 millones de barriles diarios”, señaló.

El peso de las sanciones

En cuanto a la gasolina subsidiada, Zerpa explicó que el tema se relaciona con el hecho de que Venezuela no percibe ingresos de las empresas que compran crudo.

En lugar de ingresos, el país recibe Diesel.

Este trueque también ha mermado considerablemente desde octubre a causa de las sanciones de Estados Unidos hacia el régimen.

“Venezuela sí está exportando crudo, pero a otros compradores pequeños menos conocidos que los tradicionales y que siguen comprando. Pero no se sabe si hay la capacidad de vender todo el crudo que todavía produce Venezuela, que está en unos 450.000 barriles diarios”, indicó.

Le puede interesar.  PanAmPost: Estados Unidos desvía buques con gasolina que aliviarían a Maduro

Por último, se refirió al buque de Nabarima, que contiene alrededor de 1 millón de barriles. Sobre esto explicó que la embarcación ya se encuentra en su posición normal, aunque Pdvsa tiene dificultades técnicas para extraer el crudo.

Por ello, la empresa italiana Eni buscó la aprobación de Estados Unidos para sacarlo. “Estados Unidos aprobó el descargue del petróleo”.

Información de El Nacional y Bloomberg

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí