El Comisionado presidencial para las Relaciones Exteriores, Julio Borges denunció que el barco iraní que llegó a Venezuela ya había estado en el país meses atrás realizando “actividades ilícitas”.

De acuerdo a Borges “este buque de Irán ya había estado en Venezuela en 2019 y pertenece a la empresa sancionada Mosakhar Darya Shipping Co, una compañía que sirve de puente para todas las actividades ilícitas del régimen de Teherán. En aquella oportunidad se llevó insumos para producir aluminio y ahora vemos que regresa nuevamente. Preocupa este intercambio constante, son dos países que promueven el terrorismo y el crimen organizado”.

“El aislamiento internacional ha hecho que Maduro se refugie en países antidemocráticos para sostenerse en el poder, países como Irán que tienen una cultura y una tradición completamente ajena a Occidente, que incluso, como lo ha dicho el mismo canciller de Teherán, tienen un proyecto antioccidente”, explicó Borges quien además destacó que “hoy Maduro se sostiene de un trípode que tiene tres patas: Cuba, Irán y el crimen organizado. A la dictadura no le queda más apoyo que eso, Maduro ya más que un dictador, es el líder de un Estado criminal”.

Este jueves, un barco iraní llegó al puerto de La Guaira después de encontrarse en alta mar desde finales de noviembre.

Con información del Centro de Comunicación Nacional

Prensa Frontera Viva

Le puede interesar.  Protestas en Yaracuy ante el colapso de los servicios públicos: Régimen de Nicolás Maduro reprime a los manifestantes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí