Este domingo 2 de octubre, más de 156 millones de brasileños están citados a participar en la primera vuelta de unas elecciones generales decisivas en las que el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva aparece como favorito en todas las encuestas frente al actual presidente, Jair Bolsonaro.

Para esta jornada electoral, que comenzó a las 08.00 hora local y cerrará a las 17.00 (20.00 GMT), los votantes también elegirán a los 27 gobernadores, a los 513 diputados, a un tercio del Senado y renovar a los representantes en las asambleas legislativas regionales. Se espera que los primeros resultados estén durante la noche, hora de Brasil.

Previo a la contienda electoral, la encuesta de este sábado del Instituto Datafolha asegura que el 36 por ciento de los consultados votará por Bolsonaro, mientras que el 50 por ciento dijo que su elección será Lula. Los brasileños han vivido una creciente polarización y aunque casi nueve de cada diez eligieron a su candidato hace meses, según los sondeos, a menudo la elección se basa en el rechazo del adversario.

Las cerca de medio millón de urnas electrónicas instaladas en el país contarán nuevamente con un amplio dispositivo de seguridad, reforzado con efectivos del Ejército, que estará presente en 568 municipios, principalmente de la región amazónica y en algunas ciudades con índices altos de violencia, como Río de Janeiro. 

En caso de que ninguno de los candidatos alcance más de la mitad de los votos válidos, los dos más votados tendrán que enfrentarse en una segunda vuelta prevista para el 30 de octubre.

Con información de agencias

Prensa Frontera Viva

Le puede interesar.  Javier Tarazona: “En la frontera la verdadera pandemia es la violencia”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí