La princesa del pop, Britney Spears consiguió este pasado miércoles, un pequeño logro en la corte de Los Ángeles al lograr que el juez aprobará su petición de extender el equipo legal de su tutela judicial.

Spears, actualmente bajo autoridad parental, se encuentra inmersa en un juicio para revocar la decisión de un juez que, en el 2008, dio control de su vida y sus finanzas a Jamie Spears. En presencia de sus padres, Jamie y Lynne Spears, y de su actual abogado Samuel Ingham III, Britney, que no se personó en el juicio, consiguió extender su equipo legal dentro de su tutela en su batalla por destituir a su padre de sus finanzas.

Por su parte, la abogada Lauriann Wright, representante de Jamie Spears, aseguró en el tribunal que esta petición de Britney costará demasiado dinero y por ello debería ser anulada.

Hace una semana, en este mismo tribunal, su abogado dijo que la cantante era “una paciente en coma” bajo las órdenes de una tutela impuesta por su padre con mano férrea. “Britney quiere vivir su vida en sus propios términos: yendo a comer con amigas o a la peluquería sin pedir permiso. También quiere poder ver más a sus hijos”, reveló su abogado.

La cantante cuenta en estos momentos con un tercio de la custodia de sus hijos, Sean y Jayden, que pasan el resto del tiempo en Los Ángeles junto a su padre Kevin Federline.

La intérprete de Toxic fue condenada a la tutela de su padre después de experimentar en el 2008 varios ataques psicóticos que la llevaron a pasar un mes en el hospital psiquiátrico de UCLA, donde, aparentemente, se le diagnosticó una grave enfermedad mental.

Con información de ABC.es

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí