FacebookXTelegramWhatsAppMessengerPinterestEmailCopy LinkShare

El sociólogo Roberto Briceño León, director del Laboratorio de Ciencias Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello, reveló que aproximadamente el 20 % de las familias venezolanas se ven obligadas a vender activos para subsistir y cubrir gastos esenciales, como la inscripción escolar y costos relacionados con la salud.

Briceño León destacó que el elevado costo de la vida en el país está empujando a los ciudadanos a buscar ingresos adicionales para hacer frente a necesidades diarias cada vez más apremiantes. A pesar de algunos ciudadanos que perciben ingresos superiores al salario mínimo oficial de 130 bolívares, se enfrentan a una constante lucha debido al aumento de precios en productos básicos y servicios esenciales como electricidad, agua y telecomunicaciones.

La falta de empleo y salarios que cubran las necesidades básicas ha llevado a una creciente tendencia hacia el emprendimiento como una forma de buscar independencia económica.

La resignación frente a las deficiencias en los servicios también ha sido notoria entre los venezolanos, quienes, según Briceño León, han aceptado en silencio la precariedad y la obligación de proveer insumos en los hospitales o incluso solventar problemas como la falta de electricidad pagando a funcionarios de Corpoelec.

Estos datos reflejan una realidad preocupante en Venezuela, donde las familias se ven obligadas a tomar medidas extremas para poder sobrevivir en medio de una crisis económica persistente y una situación social cada vez más difícil.

FacebookXTelegramWhatsAppMessengerPinterestEmailCopy LinkShare
Le puede interesar.  Incautados productos sanitarios falsificados procedentes de China que serían enviados a Venezuela

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí