Sin importar el riesgo, los caminantes evaden el paso por el Páramo de Berlín. Foto: Semana.

Para evadir el paso caminando por el Páramo de Berlín, en la ruta entre Cúcuta y Bucaramanga y donde las temperaturas pueden llegar a menos cero grados, cientos de caminantes están utilizando medios de transporte totalmente inadecuados arriesgando sus vidas y las de aquellos que le acompañan.

Hecho evidente es el denunciado por Patricia Salguero, coordinadora de uno de los refugios en ruta, quien destaca el riesgo tomado por este grupo de caminantes quienes convinieron con el dueño de la gandola (tractomula en Colombia) para ir en la tolva de la unidad en condiciones evidentemente peligrosas.

Caminantes están utilizando medios de transporte totalmente inadecuados arriesgando sus vidas y las de aquellos que le acompañan. Foto: Semana.

Asegura Salguero que esta situación se presenta repetidas veces en la ruta y que, más allá de las advertencias, los voluntarios no pueden hacer más ya que los grupos caminantes asumen la decisión.

Explica la vocero de los refugios que esta situación se está presentando con regularidad más kilómetros después de la ciudad de Pamplona ya que, en ese tramo de la ruta, los controles de las autoridades se relajan hasta antes de la ciudad de Bucaramanga en donde son dejados los caminantes.

Reconoce que estos traslados pueden ser entendidos como una “ayuda” para los caminantes pero considera que las autoridades deben tomar control sobre esta situación que pone en riesgo la vida de estas personas.

Por Alans Peralta Mora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí