Camión 350

Cerca de 356 camiones 350 y 750, que se hallaban en el limbo tras el cierre de la bomba Bella Vista en San Antonio del Táchira, fueron reubicados en la estación de servicio “La Esperanza”, la única que se encuentra operativa en la jurisdicción.

En varias ocasiones, los conductores de este tipo de vehículos habían manifestado su descontento ante la imposibilidad de echar gasolina en una bomba. Lamentaban tener que comprar el combustible a los revendedores.

Este sábado, la alcaldía, junto a la Mesa Técnica de Combustible, decidió crear una jornada especial para el grupo, luego de que recibieran un envío extra por parte de Pdvsa.  “Logramos atender a todos los vehículos, no quedó ninguno por fuera”, señaló el alcalde Willian Gómez.

Willian Gómez, alcalde

Gómez detalló que, en promedio, los camiones podrán surtirse dos veces al mes, tal y como pasa con los vehículos particulares, mototaxis, taxis y motos particulares. “La idea es que Pdvsa envíe más cisternas al municipio para que la periodicidad sea de tres veces al mes por grupo”, indicó.

De la jornada especial con los camiones, recalcó que sobraron 14.000  litros que sirvieron para seguir este lunes con el abastecimiento de los vehículos particulares.  Además, “el domingo llegó otra cisterna que permitirá continuar con el orden que se lleva, de acuerdo con el número del censo”, dijo.

Estos camiones habían sido censados el pasado mes de noviembre por la alcaldía, pero no estaban incluidos en la bomba. Por su parte, los carros a gasoil fueron acogidos, como se conoció en días recientes, por el municipio vecino Pedro María Ureña.

Jonathan Maldonado, corresponsal de FronteraViva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí