Óscar Narro alías “cara cortada”, asesino confeso del venezolano Orlando Abreu, aseguró la brujería que su suegra empleó sobre él para que se separara de su esposa lo cambió y lo impulsó a volver a la delincuencia.

De acuerdo con el diario El Comercio, Narro explicó que “mi esposa se separó de mí, yo quería seguir predicando. Mi suegra se propuso separarme y se fue a las ‘huaringas’ a hacer brujería y tantas cosas, por eso me separé de mi esposa”.

“La brujería existe, hay niveles de brujería, la más fuerte es la magia negra, (porque) nunca hubo traición o adulterio en mi separación”, destacó.

Según agregó el abogado de Narro, “él dice que si hubiera estado sano no lo hubiera matado, sabía quién era, incluso lo saludaba y le decía Chamo, desde hace un año que lo conocía”.

Alias “Cara Cortada” cuenta con un largo historial delincuencial. En el año 1997 cumplió una condena de dos años de libertad condicional por el delito contra la vida, el cuerpo y la salud, además ese mismo año fue condenado otros dos años más por robo y hurto.

En 2010 tuvo una condena de 10 años por robo agravado y en julio de 2019 fue denunciado por su esposa por violencia contra la mujer y en abril de 2020 fue intervenido por efectivos de seguridad por incumplir el Estado de Emergencia Sanitaria contra el COVID-19.

Actualmente Narro se encuentra en prisión preventiva, por nueve meses, dictada por el Poder Judicial por el asesinato del comerciante venezolano Orlando Abreu a quien le disparó el pasado 24 de enero en un mercado de Perú.

Le puede interesar.  Detenida pareja de venezolanos en Perú por propinar golpiza a un niño de 3 años

Con información de El Comercio

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí