Ocho personas murieron en un trágico accidente registrado este domingo en el estado Falcón, durante la caravana fúnebre de uno de los venezolanos que murió en el interior de una mina en Tibú, Colombia.

Una doble tragedia sacude a los parientes de Jonaiker Fierro, quien iba ser sepultado este domingo cuando el bus en donde trasladaban la urna con su cadáver, chocó contra un poste, se volcó y se incendió.

Ocho personas, entre familiares y amigos, murieron carbonizados. Al parecer el chofer de la unidad de transporte perdió el control del vehículo cuando movilizaba el cuerpo de Fierro y a los acompañantes al cementerio municipal en la avenida Alí Primera de la capital falconiana.

La urna era llevada en ese bus, dado que la carroza fúnebre no estaba disponible. Los allegados salieron temprano de la casa rumbo al camposanto. Inicialmente, el sepelio era a las 10:00 am, señaló Morón. El dramático suceso vial ocurrió a las 7:40 am y, de acuerdo con lo manejado de manera extraoficial, el chofer evitó chocar otro vehículo.

“De los 8 fallecidos en accidente de buseta de cortejo fúnebre, han identificado sólo a Alida del Carmen Cariel, María Josefina Gómez López, Gustavo López y Joselis Chirinos. El cadáver de Jonaiker Fierro, que llevaban a sepultar, se calcinó”, informó el periodista Gerardo Morón Sánchez. 

Jonaiker Fierro, quien iba a ser sepultado este domingo, es uno de los tres venezolanos que fallecieron a comienzos de semana en una mina de carbón en la vereda Campo Seis del municipio Tibú, del Norte de Santander, Colombia. Según indicaron las autoridades colombianas, la causa del deceso fue la asfixia.

Le puede interesar.  Venezolanos esperan repatriación desde Quito en las afueras del consulado

Con información de Panorama

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí