Óscar Andrés Rodríguez, cardenal de Honduras, criticó este domingo 9 de octubre el trato que se da hacia los migrantes venezolanos que van en tránsito por el país en un intento de llegar a Estados Unidos.

“Qué tristeza ver como en nuestro país hay personas que se aprovechan de nuestros hermanos migrantes que sufren, como los explotan, es una ingratitud enorme y es peor cuando el pobre explota al pobre, llámese coyote o como sea”, dijo Rodríguez en una homilía celebrada en la Basílica Menor de Suyapa.

Rodríguez calificó de “injusticia enorme” el trato que reciben muchos migrantes en su paso por Honduras, donde, según han denunciado ellos mismos, son víctimas de atropellos en el país, principalmente por parte de transportistas del servicio interurbano.

Solidaridad

El religioso hondureño también pidió solidaridad con los “más marginados y excluidos de la sociedad” y señaló que en la actual sociedad “los leprosos representan a la humanidad entera y necesitada de curación”.

“Los toxicómanos, los alcohólicos, las pobres personas que tienen que vender su cuerpo, las víctimas de la trata, los que viven hacinados en las cárceles o los ancianos que viven solos y nadie se preocupa por ellos, son los nuevos leprosos”, subrayó Rodríguez.

El cardenal pidió a la población pedir “con mucha fe que se elimine la lepra de nuestro país, que es la confrontación y el odio que hace considerar a unos amigos y enemigos a otros”.

“Pidamos para que podamos eliminar ese sectarismo tan dañino y que entendamos que para recibir misericordia necesitamos ser misericordiosos”, acotó Rodríguez.

El cardenal hondureño se pronunció así un día después de que cuatro migrantes venezolanos murieron y otras 16 personas resultaron heridas cuando el vehículo en el que viajaban se precipitó en una hondonada, en la zona oriental de Honduras.

Le puede interesar.  En Venezuela hay 363 presos políticos según cifras del Foro Penal

Con información de EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí