Las carpas de atención sanitaria de La Parada, ubicadas a escasos metros del puente internacional Simón Bolívar, reactivaron sus servicios para los migrantes venezolanos, tras haber permanecido más de ocho días cerradas.

Quienes se acercaban al lugar, podían leer un letrero que rezaba: “no hay servicio hasta nuevo aviso”. El mensaje, desalentador para muchos, obligaba a dirigirse al puesto de salud del Hospital Jorge Cristo Sahium, del municipio Villa del Rosario. Cuando arribaban allí, se topaban con otro gran número de compatriotas, la mayoría niños y gestantes, esperando por un turno

carpas de atención sanitaria en La Parada
Enymar González

Esta semana, los médicos y demás integrantes del grupo de salud, que laboran en las carpas, restablecieron sus atenciones. Aunque el equipo de La Nación trató de entrevistar a los encargados, alegaron que no estaban autorizados para dar información.

Enymar González, de 27 años, tiene tiempo asistiendo a las carpas. “Cuando han cerrado,  busco otras alternativas”, dijo mientras amamantaba a su niño de nueve meses y esperaba por un número que garantizara la atención médica de su pequeño. “Vengo para que le hagan los chequeos rutinarios”, apuntó.

Cuando estuvo en estado de gravidez, también acudía a estas instalaciones. “Nos atienden muy bien. Nos dan las mediciones. A la mujeres lactantes nos han regalado kits con pañales, toallas húmedas y otros productos”, señaló.

La joven, madre de otros tres niños, detalló que su vástago nació en Colombia. “Siempre que necesito atención, vengo para acá. Nunca me la han negado”, recalcó en tono de agradecimiento por la ayuda recibida.

Entretanto, Yorgelis Seijas, de 18 años, llegó hace pocos días a la frontera. Como consecuencia de la crisis, decidió abandonar Maracay, su ciudad natal, para probar suerte en esta zona. “Supe que atendían a los niños acá y crucé el puente. En estos momentos, mi hijo, de ocho meses, presenta fiebre y gripe”, precisó.

Seijas está alojada en un hotel de la ciudad de San Antonio del Táchira. Tiene pensado instalar un puesto de comida, junto a otros conocidos, para tener una entrada en pesos. “Es duro, pero se vive mejor que en mi región. Al menos se come”, enfatizó.

Vacunas y planificación familiar

Yorgelis Seijas

Los servicios que prestan las carpas son diversos: desde vacunación para niños hasta atención médica general. También tienen prioridad los abuelos que  se dirigen a estos puestos sanitarios.

Personal de Planificación  Familiar de Colombia, brinda información y ayuda a las parejas que buscan controlarse para evitar embarazos no deseados.

Durante el recorrido que se hizo, una pareja interceptó a la Policía de Colombia. La dama, embarazada, presentaba dolores.  De inmediato, fue atendida y puesta en manos de un especialista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí