Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido, dio una rueda de prensa sobre la situación actual del coronavirus, las medidas a tomar y los pasos a seguir en caso de sospecha de contagio. Mientras tanto, los anaqueles de los supermercados no se consiguen los productos de primera necesidad, se siente nerviosismo y pánico entre las personas ya que hasta el día de hoy, 590 ciudadanos, dieron positivo y entre 5,000 y 10,000, se estiman estén ya infectadas, según declaraciones de Sir Patrick Vallance, jefe científico de gobierno.

Chris Whitty, director médico, dijo que la planificación del peor de los casos proyectaba que el 80% del país contraería el virus, con una tasa de mortalidad del 1%. Esto equivale a más de 500,000 muertes.

Entre las medidas tomadas, no se contempla, cerrar las escuelas, lo que crea mucha zozobra e inseguridad entre los padres, representantes y personal de los planteles educativos. Por otro lado, tampoco se considera, hasta este momento, suspender eventos con estimaciones de 500 personas.

Boris Johnson aclaró que si alguien siente los síntomas del coronavirus, tos continua y fiebres altas, debe quedarse en casa por siete días y proteger a todos los que vivan en su residencia; contrario lo que días atrás, el servicio de salud del Reino Unido, NHS, tenía entre sus acciones, visitar a la persona que sospechara de los síntomas, examinarla y hacerle la prueba para verificar si estaba contagiada.

El gobierno británico considera que se evitará más contagios, si la persona que sospeche de estar infectado con el coronavirus, no se dirige a los hospitales o centros de atención primaria, así que la persona que presente los síntomas, podrá llamar al 111 o visitar la página web del NHS, nhs.uk/coronavirus.

Le puede interesar.  ¿Cuáles son los efectos que tendrá la detención del expresidente Álvaro Uribe?

Hay varios efectos negativos que se presentan ante esta situación, muchas dudas entre las personas que por la naturaleza de su trabajo, deben salir de su casa, no sabrían qué hacer si el día de mañana suspenden los trabajos; mientras que otros cargos, si pueden seguir desarrollando los objetivos laborales desde su residencia.

Otra de las consecuencias, es que algunos trabajadores están manifestando que por la caída de la economía en algunos sectores como el turismo, los salarios han disminuido e incluso ha habido despidos.

Por último, la escases de productos de primera necesidad como arroz, pasta, granos, aceite, atún, sardina, pañales, no se consiguen en los anaqueles de los principales supermercados de la ciudad de Londres, lo que ha generado frustración y nerviosismo por parte de la ciudadanía, presentándose, incluso, peleas entre las personas.

 Escrito por: Mayra Sánchez – Londres/Inglaterra       

IG: @mayrasanchezcs

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí