Más de 3 mil migrantes venezolanos pernoctan en las calles de Villa del Rosario desde hace más de un mes en espera de poder cruzar hasta su país.

Según explicó el reportero gráfico colombiano, Mario Caicedo las calles que conectan a La Parada con Cúcuta se encuentran repletas de chozas improvisadas con palos, paredes de bolsas, suelo de tierra y arena que son utilizados como camas.

Muchos de estos venezolanos piden comida en supermercados y bodegas, mientras que otros buscan animales en las orillas del río Táchira que luego cocinan a leña.

“Lo que se pueden rebuscar con eso sobreviven y entre ellos mismos hacen alguna colecta para tener un poco más de plata y comer una cosa más. Es horrible, ellos lo que piden es que de parte de Venezuela reciban más gente todos los días, porque anteriormente recibían diarias 700 personas, ahora solo reciben lunes, miércoles y viernes 300 personas, por disposición de las autoridades venezolanas. Ellos piden que los dejen pasar porque lo que quieren es llegar a su tierra”, relató el reportero.

Caicedo destacó que los migrantes que están ubicados en las carpas instaladas en Tienditas reciben ayuda de la Oficina de Fronteras y de Migración Colombia una noche antes de cruzar a Venezuela, “mientras que quienes están en la autopista no tienen ningún tipo de ayuda, sobreviviendo con lo que tienen en sus bolsillos”.

“Ellos no tienen atención de nada, llegan por voluntad propia y están esperando que los lleven a Tienditas para que los puedan pasar a Venezuela, pero hasta que no se desocupe Tienditas, no se va a desocupar la autopista. Tienditas tiene una capacidad más o menos de 1.200 personas, entonces en una semana se van a ir esos 1.200, pero a La Parada están llegando diariamente, entonces ese flujo nunca va a bajar”, agregó.

Le puede interesar.  Detienen a venezolano que cobraba 5 millones de pesos para trasladar a connacionales hasta Perú

Con información de Diario Los Andes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí