Centros de refugio y albergues serán habilitados por el Gobierno de Chile para aquellos migrantes que cruzan las fronteras con Perú y Bolivia, pero no tienen donde quedarse. Las autoridades priorizarán la acogida de familias en compañía de niños y les proporcionarán alimentación, vestimenta y artículos de higiene.

Chile firmó convenios con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) para construir refugios y contratar hostales en algunas ciudades del norte donde más se han registrado ingresos de migrantes, como Colchane, Huara e Iquique.

Aunque a territorio chileno entran irregularmente personas de distintas nacionalidades, los ciudadanos de origen venezolano representan la gran mayoría. Este año han fallecido doce venezolanos en el intento de ingresar a Chile por la frontera con Bolivia, lugar marcado por temperaturas bajo cero.

El Ejecutivo también planea reforzar el resguardo policial y militar en la frontera, creando nuevos puntos de control e, inclusive, usando un sistema satelital para monitorear los pasos fronterizos.

Con información de Sputnik

Prensa Frontera Viva

Le puede interesar.  Detienen a dos venezolanos en Trinidad y Tobago que se enfrentaron con la guardia costera

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí