Foto referencial
Foto: Federico Parra

El deterioro de la libertad de expresión en Venezuela ha venido sucediendo de manera progresiva desde hace más de una década, precisó Edison Lanza, relator de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) para la libertad de expresión

Por Rosalinda Hernández C.

Se ha aparentado tener legalidad o conveniencia indirecta para dar a la libertad de expresión una de normalidad, dijo el relator de la CIDH, Edison Lanza.

La revocación de la licencia a un medio que tenga visión crítica o la asfixia por el monopolio del papel a los medios escritos, la compra de medios de comunicación por parte de testaferros del oficialismo. Además del hecho penal: la difamación e injuriante la negativa de algún funcionario ha restringido el espacio de los medios de comunicación, agregó el relator.

Con Nicolás Maduro en el poder, – precisó – la situación se complica porque empieza la censura en internet por los órganos encargados, legan las órdenes directas de no escribir, ni pronunciar algunas expresiones o las amenazas de revocar licencias o concesiones a los medios desde el año 2016.

Las amenazas y el hostigamiento por parte de los funcionarios de régimen a los periodistas que hacen periodismo independiente, es otras de las formas de atentar contra la libertad de expresión en Venezuela, agregó Lanza.

Relator de la CIDH, Esison Lanza
Foto: Rosalinda Hernández

“Todas las formas que tiene el poder de facto, donde no hay Estado de derecho se han desarrollado. Por esa razón gran parte de quienes ejercen el periodismo independiente están fuera del país, exiliados y los medios tienen redacciones fueras del país”.

Se suprimen libertades

El relator para la libertad de expresión, comparó casos de censura en Venezuela con regímenes o dictaduras como las de Egipto, Irán y Cuba. Donde se experimentan situaciones donde las libertades son suprimidas de forma “directa y brutal”, por fuera de todos los principios y derechos de la libertad de expresión, constituido en el derecho internacional o en el respeto a los derechos humanos.

No se puede comparar el caso de la liberad de expresión en Venezuela con la de otros países de la región donde existe democracia, libertades, Estado de derecho, porque la situación de este país es extrema, precisó el representante de la CIDH.

Las amenazas por parte de grupos armados (colectivos) y permitidos por el gobierno, en contra de la prensa libre, también fue reseñada por el relator Lanza.

“Estos grupos representan una forma de extender el control, de vigilar a los periodistas y estos grupos también son recurrentes en Nicaragua, donde también han actuado en contra de medios de comunicación y periodistas”.

Recomendaciones    

Para Edison Lanza, resulta difícil dar recomendaciones a periodistas que ejercen dentro de Venezuela, teniendo en cuenta la gravedad y el riesgo que implica el trabajo en estas zonas.

La relatoría de liberad de expresión hace el trabajo de brindar protección y visibilidad internacional a cualquier situación que se presente a los periodistas.

“Es necesario adoptar mecanismos de auto protección y seguridad porque ante regímenes totalitarios, no se le puede pedir a un periodista que sea un héroe o arriesgue la vida más allá de los riesgos que ya se asumen”.

Las medidas digitales y físicas de protección también son necesarias a la hora de proteger la integridad del periodista, añadió el relator.

“Es importante informar lo que sucede y para eso se deben emplear palabras que no puedan dar la oportunidad de detenerlos y otras medidas restrictivas que tienen que ver con la sobrevivencia”, recomendaciones que ofreció como periodista, más no como relator de la CIDH.    

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí