La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) rechazó la militarización de las líneas fronterizas de Venezuela, además de condenar los discursos de odio y que estigmatizan a los migrantes que retornan al país a causa del coronavirus, promovidos desde las entrañas del régimen madurista.

A través de la cuenta oficial del organismo en la red social Twitter, expresó que: “La CIDH/ MESEVE rechaza la militarización de fronteras, los discursos estigmatizantes y la criminalización de retorno por la pandemia COVID-19. Estas medidas tienden a promover la discriminación y agravar la vulnerabilidad de las personas desplazadas “.

Asimismo agregó que: “La CIDH expresa preocupación ante la información recibida sobre los lugares designados para cumplir con medidas de aislamiento en Estados como Táchira, que presentarían hacinamiento y no contarían con agua potable constante ni alimentos suficientes/adecuados “.

“La CIDH recuerda a Venezuela sus obligaciones de protección integral de los DDHH, e insta a aplicar las recomendaciones de Res. 01/20 y los Principios Interamericanos, incluyendo garantizar el retorno de personas por vías aéreas y terrestres “, culminó.

Primer Informe

Le puede interesar.  Altos funcionarios de Maduro buscan descongelar bienes al intentar revertir sanciones de UE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí