Yogeidis Martínez, usuaria

El comedor Casa de Paso Divina Providencia, ubicado en La Parada, en Colombia, cerró sus puertas desde este lunes 23 de diciembre y hasta el próximo miércoles 8 de enero, según información suministrada por algunos usuarios.

En las instalaciones, manejadas por la Diócesis de Cúcuta, en Norte de Santander, atienden a más de 5.000 ciudadanos, la mayoría venezolanos, con desayunos y almuerzos. Frente a la decisión, los usuarios manifestaron su preocupación. “Somos muchos los que venimos a esta casa”, indicó Yogeidis Matínez, venezolana.

Martínez arribó hace cuatro meses a La Parada, proveniente de Barlovento, estado Miranda.  “A veces uno hace solo para el alquiler y no queda para comer”,  resaltó la joven de 33 años, algo intranquila, pues suele usar todos los días este beneficio.

Aunque las actividades se encuentran suspendidas, se pudo observar, durante el recorrido por la fachada del comedor, algunos obreros realizando trabajos de remodelación dentro de la Casa de Paso Divina Providencia.

Más de 1.000 servidores

En entrevista concedida recientemente, el representante de la Diócesis de Cúcuta, José David Cañas, precisó que la casa cuenta con más de 1.000 servidores, de los cuales 800 son colombianos y 200 venezolanos.

Estos voluntarios se van turnando por grupos de 160 personas, que llegan al lugar a partir de las 6:00 a.m. y terminan sus funciones cerca de la 1:00 p.m. “Estamos viviendo el evangelio y la alegría de compartir, de hacer el bien. Es una obra de iglesia, estoy cumpliendo lo que Dios me está pidiendo”, resaltó en esa oportunidad el clérigo.

Jonathan Maldonado, corresponsal de FronteraViva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí