El organismo especializado en el análisis de pruebas de coronavirus en la ciudad fronteriza de Cúcuta, anunció el cese temporal de funciones, entre otras cosas debido a la falta de reactivos e incremento en las solicitudes de exámenes registradas en las últimas horas. El déficit de camas en las Unidades de Cuidados Intensivos de hospitales y clínicas, fue anunciado por el jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos de una reconocida clínica local

Por Rosalinda Hernández C.

Ante el alarmante incremento de positivos para Covid-19, registrados en el departamento colombiano de Norte de Santander, 189 nuevos casos y 1.130 personas infectadas, según datos del Ministerio de Salud, cifra que puede estar muy lejos de la realidad teniendo en cuenta que decenas de ciudadanos están a la espera de realizarse la prueba PCR, para descartar el virus y otros tantos aguardan por resultados oportunos.

La unidad hematológica o laboratorio de procesamiento de pruebas de Covid-19 en el departamento colombiano fronterizo con Venezuela, ha suspendido la toma de muestras para análisis PCR.

Entre las causas que se señalan en el comunicado enviado al Instituto Nacional de Salud, se encuentran el desabastecimiento de reactivos e insumos, dificultad para conseguir recurso humano capacitado y con experiencia, además del envió de muestras por encima de la capacidad operativa, acciones que han llevado al colapso de la institución y son impedimentos para el  avance en el descarte o confirmación de contagios.

El médico intensivista Arturo Arias, jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de la clínica Norte de la capital colombiana, en entrevista con RCN, radio de Cúcuta, afirmó que “si existe un colapso total y déficit absoluto de camas de UCI, en hospitales y clínicas de la ciudad”.

Un llamado de alerta

El especialista dijo que lamentablemente no se tomaron en cuenta los planteamientos epidemiológicos que se generaron luego de estudios y análisis realizados por médicos expertos y que fueron entregados a los diferentes organismos, incluyendo la secretaria de salud de Norte de Santander.

“En este momento ya no hay nada que hacer, la suerte está echada y no funcionó el confinamiento, ni la mitigación y ahora lo que vamos a ver es la historia natural de una tragedia anunciada”.

En este punto de la pandemia no hay nada que hacer por el colapso del sistema hospitalario, agregó.

La ciudadanía tiene la errada creencia que el área de cuidados intensivos solo se trata de montar un ventilador o crear un sistema de presión y todo está resuelto. No es así.

“Lo que queda ahora es rezar, orar porque no hay donde colocar los enfermos”.

Aunque el médico no está autorizado por el Ministerio de Salud para revelar cifras de contagios Covid-19, se preguntó “¿cuándo esperan dar la alerta roja para la ciudad de Cúcuta? ¿Qué hacen en adelante los pacientes con falla ventilatoria? y ¿Cuál es la estrategia ética utilitaria?”.

¿Qué hacer?

El contagio por coronavirus es indetenible y ha tenido tres mutaciones que lo han convertido en crónico, advirtió el galeno.

La generación que vive en el vacío, en la modernidad, en medio de una zona de confort y dicen que el virus no existe debería pasar a la secretaria de salud y firmar un consentimiento que establezca que a la hora de requerir una cama en la Unidad de Cuidados Intensivos, no se les atienda y los dejen morir tranquilos en casa, precisó.

Con esa certificación firmada se le darán oportunidades de acceso a esas camas a quienes sí siguieron las medidas de bioseguridad establecidas por la Organización Mundial de la Salud, (OMS) de eso se trata la ética utilitaria, resaltó el médico intensivista.

Entre las recomendaciones ofrecidas por el especialista, se encuentran: evitar asistir a fiestas o reuniones que se organicen clandestinamente, mantener riguroso distanciamiento social, lavado frecuente de manos, uso de tapaboca y no realizar ningún traslado o movilización, normas que hasta ahora, de acuerdo al médico Arturo Arias, han sido violadas.

“Esto no se trata de una guerra de héroes sino una pandemia biológica sin control que tiene un enemigo invisible suspendido en el aire”.

Reiteró que ante esta situación que aqueja al mundo lo que queda es mantener el distanciamiento y rezar porque la suerte está echada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí