El Gobierno colombiano anunció la implementación de una serie de medidas para atender el tema migratorio en algunos municipios del Norte de Santander uno de los departamentos más afectados por problemas de inseguridad, invasión al espacio público y comercio informal debido al tema migratorio.

Estas medidas surgieron luego que el Concejo de Cúcuta aprobara una propuesta para que el mandatario colombiano, Iván Duque restableciera las relaciones diplomáticas con Venezuela. Esta moción se presentó con el fin de concluir casi cinco años de una fuerte crisis entre ambos países.

De acuerdo al concejal Guillermo León Báez Cúcuta “no resiste más a la explosión social” producto del cierre de frontera en 2015.

Según expresó, Villa del Rosario es, probablemente, el municipio colombiano más afectado con el tema migratorio con 36 mil venezolanos que aumenta la cifra de habitantes a 90 mil.

Recuperación de espacios públicos

Debido a la fuerte presencia de venezolanos que se reúnen diariamente en los espacios públicos, la policía nacional, la alcaldía de Villa del Rosario y Migración Colombia, en una acción implementada por la Gerencia de la Frontera, implementaron los tan esperados controles para la recuperación de los espacios alrededor de la cancha de futbol de ese municipio el cual es utilizado por 250 venezolanos al día.

El alcalde Eugenio Rangel Manrique señaló que esta inversión “es necesaria” porque en ese sitio se instalaron más de 50 refugios en los cuales convivían niños y ancianos en precarias condiciones.

Estos controles en Villa de Rosario buscan evitar que el espacio público se convierta en una zona de estancia, así como pretende erradicar la trata de personas, el microtráfico y la explotación de niños y adolescentes los cuales incrementaron en el país en el último año.

Neiyer Angarita Duran

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí