Allans Peralta

El ministro colombiano de salud, Juan Pablo Uribe, confirmó la inclusión de 600 mil venezolanos con Permiso Especial de Permanencia (PEP) en el sistema de salud colombiano lo que representa un avance en la  atención primaria a esta población.

“Queremos incluir a los cerca de 600 mil migrantes que tienen permisos especiales de permanencia, pero que no están en la seguridad social. Para eso tenemos que adecuar el marco normativo para  que no tengan que pasar por todo el proceso que un colombiano asentado en nuestro país pasa con el SISBEN”.

El Sisben es el sistema de salud pública gratuita que permite el acceso a la población vulnerable o de menores recursos calificados. Uribe Restrepo hizo énfasis en la circular 025 de 2017, emitida por este ministerio, en donde solicitó a gobernadores, alcaldes y secretarios de salud adelantar acciones en seis frentes de trabajo para asegurar a la población migrante proveniente de Venezuela.

A juicio del Ministerio de Salud, las capacidades prioritarias que se deben fortalecer en el ámbito regional para hacer frente a la ola migratoria son las relacionadas a la salud mental, derechos sexuales y reproductivos, identificación de enfermedades infecciosas y la atención a maternas y niños.

De igual manera Uribe fue enfático en que esta inclusión tiene como objetivo principal tres grandes dimensiones. Una de ellas es el tema relacionado con la salud pública, el segundo es el esfuerzo del hospital público de Colombia para atender emergencias y la tercera tiene que ver con el aseguramiento, es decir la inclusión de los migrantes en todas las fases y procesos del sector salud.

“Si logramos hacer eso vamos a tener un poco más de la mitad de los migrantes que tiene el país con un mecanismo de protección social en salud eficiente” indicó Uribe.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí