Este miércoles, la gobernación de Norte de Santander en conjunto con Migración Colombia, el Ejército y la Policía Nacional reforzaron la vigilancia de los pasos irregulares para frenar la masiva llegada de los migrantes venezolanos.

Como nueva medida de seguridad, 200 funcionarios del ejército se desplegaron a partir de las 05:55 de la mañana por los pasos irregulares con el fin de identificar a quienes buscan ingresar al país de forma irregular.

Según explicó el comandante de la Región de Policía número 5, Ramiro Castrillón Lara fueron detectadas 17 trochas en las que habrá una presencia permanente de efectivos de seguridad.

“Tenemos un control en el Centro Nacional de Atención en Frontera (Cenaf), un puesto de verificación en el peaje Los Acacios donde hay Policía de Carreteras revisando los autobuses y todo vehículo que se dirija hacia el centro del país, en coordinación con la Superintendencia de Puertos y Transporte que en este caso sancionaría aquellas empresas de transporte que estén incumpliendo con transportar personas que no tengan la documentación debida para circular por el país”, explicó el funcionario.

Asimismo, destacó que “la Policía cuenta con otro puesto de control migratorio y Migración Colombia en Pamplona, donde ya hay una gran acumulación de migrantes. Hasta allí se va a desplazar un equipo de la Gobernación, en cabeza del secretario de Fronteras Víctor Bautista, para coordinar con la administración de ese municipio la atención a esa población, a fin de mitigar la situación que se está generando”.

Con información de La Opinión

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí