La venezolana Keilys Rivera junto a su esposo decidió emprender en el mundo culinario en Manaos Brasil, dejando en alto la gastronomía venezolana con su hamburguesería Gran Sabana.

Gran Sabana es el nombre del emprendimiento que con mucho esfuerzo logró abrir la joven nacida en Carúpano estado Sucre junto a su esposo brasileño, Lucas Barros. La hamburguesería que abrió sus puertas en mayo de 2019 a solo pocos meses de inaugurada cerró sus puertas para hacer un cambio de imagen tanto en la marca como en el local.

“Cuando cerramos fue por varios factores no solo la remodelación, yo me encontraba trabajando sola y se me hacía difícil porque también tenía que cuidar a mis dos hijos. A pesar de todo logramos iniciar una vez más”, señaló Rivera.

Sin embargo el pasado 3 de febrero retomaron nuevamente el negocio y desde entonces la receptividad ha sido excelente según comenta Rivera.

“En esta oportunidad decidimos apostar por presentarle a los brasileños comidas de nosotros los venezolanos, sabores diferentes y todo ha salido muy bien”, destacó.

Gran Sabana

Además, la venezolana confesó que pese a estar en otro país sí se puede emprender. “Si tú tienes una idea, un proyecto, este se puede lograr, es difícil, porque cuando intentas comenzar pueden presentarse 1000 cosas en contra, pero también en la constancia que tu tengas muchas puertas se te van a abrir”, añadió.

En cuanto al nombre del local, Keilys contó que “lo sugirió su esposo. Un día llegó y me dijo me gustaría que se llame la Gran Sabana en honor a nuestros parques nacionales y a mí también me gustó, ambos esperamos visitarla algún día”.

Le puede interesar.  Indígena venezolana con Covid-19 falleció en Brasil

Variedad de platos

En la hamburguesería Gran Sabana se pueden encontrar gran variedad de platos como hamburguesas, tequeños, pepitos, patacones y la famosa arepa. Las bebidas, por su parte cuentan con sello venezolano por lo que entre sus opciones se encuentran el papelón con limón y la chicha.

“A las personas les ha parecido muy interesante y atractivo lo que vendemos ahora, porque me encargo de que sean los mejores productos y la mejor presentación a pesar de ser comida rápida”, explicó.

De acuerdo a Rivera, en un día pueden llegar a vender más de 150 platos, además trabajan con la cadena de delivery Ifood quienes han sido de gran ayuda a la hora de ampliar su clientela.

Actualmente estos emprendedores aspiran expandir su negocio así como realizarle otras mejoras al local que brinden mayor comodidad a sus clientes.

El inicio de todo

Keilys Rivera, madre de dos niños, viajó a Brasil en febrero de 2018 por unas vacaciones que terminarían dando un giro inesperado.

Según relató, conoció a su actual esposo en Margarita, donde ella vivía, “luego yo vine a Brasil para conocer y pasar una temporada, después tenía que regresarme, pero no fue así. Al principio quizás no fue duro dejar Venezuela porque no tenía pensado quedarme en Brasil, pero ya después cuando lo decidí fue muy difícil”, agregó.

Escrito por Neiyer Angarita Duran

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí