La comunidad venezolana en Inglaterra, cada vez está más organizada, consiguiéndose un gran apoyo apoyarse entre los  venezolanos. Marián Pernía, forma parte de esto; ella es psicólogo clínico y está muy activa, generando contenido de interés en su área. Dos sábado al mes, tiene un espacio junto a mí, que se llama: “Encuentro con Marián”, donde se habla de temas de interés y que están en boga.

En este momento de Covid-19, la psicólogo habló sobre “Equilibrio y Malestar”, refiriéndose que la  sociedad, sumergida en un ambiente de positivismo, llega a exigir a los contagiados que se mantengan optimistas, “¡que las mujeres no muestren su rabia y que los hombres no lloren!”, por ejemplo.

Las emociones negativas que al final son naturales por una u otra situación, son mal vistas, es decir, sentir tristeza, rabia, miedo, frustración, pueden llegar a no ser aceptado, e incluso, criticados. Si la persona decide reprimir o negar esas emociones, puede conducirse a un bloqueo.

Es acá donde podemos referirnos al equilibrio y definirlo como la capacidad de aprender a convivir con nuestras emociones, pensamientos y recuerdos de forma saludable. Siendo además coherentes con nuestros valores.

Marián comentaba en el “live” que las emociones están en un lugar muy importante en nuestras vidas, ya que motivan, inspiran o desaniman. Por ejemplo, si una persona siente tristeza o rabia, esto va a ser determinante en muchas de las acciones, por consiguiente, no funciona que la gente se diga a sí misma “quiero ser feliz”.

Hay frases que se han escuchado a lo largo de los años y es prácticamente una constante en inmigrantes: “No estoy feliz en mi trabajo, pero al menos tengo un empleo”. Según la psicóloga, este tipo de enunciados, que son catalogados como positivos y/o conformistas, es contraproducente.  

Le puede interesar.  Publican fotos de venezolanos en revista inglesa

Marián invita a aprender de las emociones, ya que si se pretende ocultar cualquier de éstas, ocurre lo contrario, se amplifica:

Las emociones pueden ser enterradas o embotelladas, no debería sentir esto, aparto lo que siento y continuo adelante. Ejemplo: Llevo mucho tiempo en una relación de pareja que no funciona pero no voy a pensar en eso. Soy infeliz pero me distraigo.

La anterior forma de actuar, no resuelve nada, al contrario, se desarrolla una carencia de vulnerabilidad y sensibilidad, trayendo consigo un bloqueo emocional.

Hay personas que se van al otro polo, incubando la emoción, no tomando distancia de lo que sienten, haciendo que la emoción, se convierta en el centro del universo y trae como consecuencias posibilidades para desarrollar síntomas de depresión o de ansiedad, entre otras cosas. Ambas formas de proceder tienen consecuencias negativas para la salud mental.

“Cada  emoción cumple una función, las emociones nos ayudan a adaptarnos, no hay que resignarse pasivamente. Es importante cómo nos percibimos a nosotros mismos, en ocasiones olvidamos que no somos los súper hombres o súper mujeres y nos exigimos muchas cosas como ser eficientes, exitosos, lucir bien, alcanzar un excelente desempeño personal y/o profesional”.

Marián Pernía es una venezolana comprometida con la comunidad y no solamente en Inglaterra sino en otros lugares donde existe un venezolano. Actualmente desarrolla terapias de manera online y comparte en su Instagram información de interés y de manera gratuita, también está presente con otros colegas, haciendo eventos en línea. Para el día de mañana a las 4pm de Venezuela, estará presente junto conmigo, en el segmento “Encuentro con Marián”. Las personas que quieran conectarse y hacerle preguntas a la psicóloga, lo pueden hacer a través de nuestras cuentas @mayrasanchezcs o por su cuenta @marian_psicoconsultanos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí