Con el propósito de asegurar la continuidad escolar de niños migrantes en Colombia, la Fundación Juntos Se Puede lanzó la campaña “Con Mochilas a la Escuela”, una iniciativa que busca recolectar útiles escolares para el desarrollo educativo de grupos vulnerables, tal es el caso de la población venezolana que reside en el vecino país.  

El programa funciona con el respaldo de patrocinadores o padrinos, es decir, personas que tengan la posibilidad de ayudar a un niño migrante. Un padrino puede ofrecer la compra de útiles, el pago de refuerzo académico, el pago de una actividad extracurricular o la financiación de todos los servicios.

“Un padrino es un segundo padre”, así lo define Ana Karina García, presidenta de la Fundación Juntos Se Puede. Para ella, el aporte de los patrocinadores no solo beneficia a los niños migrantes, sino también aporta al desarrollo de Colombia y a la integración binacional.

La fundación está conformada mayormente por migrantes venezolanos, quienes este año tienen el objetivo de beneficiar alrededor de 50 menores migrantes, matriculados en colegios públicos de Bogotá, ciudad que tiene casi 200 mil niños venezolanos registrados en el sistema educativo colombiano.

Para apoya esta noble causa, los interesados pueden postularse en este formulario.

Con información de Proyecto Migración Venezuela

Prensa Frontera Viva

Le puede interesar.  Siguen denunciando las pésimas condiciones que afrontan los venezolanos retornados en los refugios habilitados para cumplir la cuarentena

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí