El Pentágono confirmó que la instrucción para atacar a Soleimani, en Bagdad, llegó desde el despacho Oval, oficina principal del presidente de Estados Unidos.

El presidente de Estados Unidos de América (EEUU), Donald Trump, ordenó un ataque aéreo en el Aeropuerto Internacional de Bagdad asesinando a Qasem Soleimani, comandante militar iraní quien fuera pieza fundamental en la ofensiva revolucionaria en contra de algunos “efectivos estadounidenses”.

En estas fotos se pudo confirmar que realmente era Qassem Soleimani el cuerpo encontrado tras el atentado de EEUU. En la imagen se ve las manos de uno de los muertos en el ataque aéreo en Bagdad esta noche. Soleimani tiene el mismo anillo.

“El ataque, fue una acción decisiva para proteger al resto del personal estadounidense en el extranjero” según confirmó el Pentágono.

Ataque Iraq
Qasem Soleimani, era comandante de la Fuerza Quds en Irán.

Qasem Soleimani, era comandante de la Fuerza Quds, un cuerpo de élite de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC, por sus siglas en inglés), y Abu Mahdi al-Muhandis, el jefe adjunto de las Fuerzas de Movilización Popular Iraquí (PMF) respaldadas por Irán, estuvieron entre los muertos en el ataque en el Aeropuerto Internacional de Bagdad, el viernes por la mañana, hora local, según un comunicado del PMF, que dijo que ambos “fue martirizados por un ataque estadounidense”.

Soleimani y su Fuerza Quds fueron responsables de la muerte de cientos de miembros del servicio de la coalición y estadounidenses, y de las heridas de miles más, agregó el Pentágono. El Pentágono también culpó a Soleimani de organizar ataques en bases de la coalición militar en Iraq en los últimos meses, incluido un ataque el 27 de diciembre, que culminó además con la muerte de un contratista estadounidense y personal iraquí.

Soleimani fue venerado en Irán, donde se han declarado tres días de duelo nacional. En un mensaje publicado en su sitio web oficial, el líder supremo del país, el ayatolá Ali Khamenei, prometió venganza por el asesinato, diciendo que “una fuerte venganza espera a los criminales” involucrados.

Reacciones ante el ataque”

Khamenei advirtió que la lucha continuaría y agregó que durante años había sido el deseo de Soleimani convertirse en mártir.

“Su sangre pura fue derramada en manos de los seres humanos más depravados”, dijo Khamenei.

En un tuit, el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Javad Zarif, describió el ataque estadounidense como un “acto de terrorismo internacional”, y agregó que fue una “escalada extremadamente peligrosa y tonta”. Estados Unidos tiene la responsabilidad de todas las consecuencias de su pícara aventura”.

“Objetivo de oportunidad”

El muerte de Soleimani, uno de los hombres más poderosos en Irán y la región en general, es un movimiento audaz e inesperado que marca una escalada importante en las tensiones entre Washington y Teherán que se remonta a la decisión de Trump de retirarse del acuerdo nuclear con Irán. También se produce pocas horas después de que el Pentágono emitiera una fuerte advertencia a las milicias respaldadas por Irán en medio de preocupaciones de que puedan realizar más provocaciones contra EE.UU. después de su intento de asaltar la embajada estadounidense en Bagdad. De acuerdo con el Pentágono, Soleimani también aprobó ese ataque.

Soleimani estaba “desarrollando activamente planes para atacar a los diplomáticos y miembros del servicio estadounidenses en Iraq y en toda la región”, según el Pentágono, que citó la amenaza a las vidas estadounidenses como justificación para matar a uno de los oficiales militares de más alto rango de Irán.

Pero un funcionario estadounidense le dijo a CNN que el ataque contra Soleimani fue un “objetivo de oportunidad”. El ataque tenía autorización presidencial y Estados Unidos optó por una opción preventiva después de que los movimientos previos de máxima presión no cambiaron el patrón de comportamiento iraní, dijo el funcionario.

Feisal Istrabadi, director fundador del Centro de Estudio del Medio Oriente de la Universidad de Indiana, dijo a CNN que el Gobierno iraquí se debilitaría considerablemente por el hecho de que el ataque ocurrió en su territorio.

“Será una oportunidad para la desestabilización del país”, dijo. “Este es un gran problema en todo el Medio Oriente. El hecho de que se haya hecho sobre el territorio de Iraq significa que Iraq se convertirá en lo que temía que fuera desde el principio: el campo de batalla entre Irán y Estados Unidos”.

Fuentes de apoyo: CNN, AP y DW.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí