Las autoridades han pedido a unas 240.000 personas que evacuen diversas zonas amenazadas por los incendios forestales en Australia, sobre todo, en el estado de Victoria, una jurisdicción declarada en estado de desastre.

Las temperaturas rondaron este viernes los 40 grados en diversos puntos de Australia. Se espera que durante la noche se recrudezcan las condiciones y se aviven los incendios en el sureste del país.

Allí, las llamas han cobrado más de una decena de víctimas mortales y han destruido más de medio millar de casas.

Un frente frío se desplaza hacia el centro y la costa este de Victoria con vientos hasta de 90 kilómetros por hora, alertó la Oficina de Meteorología.

En Victoria, estado que en febrero de 2009 vivió el peor incendio de la historia de Australia, se emitieron seis alertas de emergencia y tres de evacuación antes de que comenzara la noche.

Esto, luego de considerarse que los fuegos pondrían en riesgo la vida de las personas.

En el estado aledaño de Nueva Gales del Sur, unos 3.300 bomberos luchan contra 137 incendios, de los cuales 66 arden sin control.

El cambio de los vientos provenientes del sur, que crearán una situación errática y agravarán varios de los focos, ha puesto en peligro la región alpina, colindante con Victoria.

Así como la localidad de Coonabarabran, a 459 kilómetros al oeste de Sídney, que aloja un poderoso telescopio astronómico.

En las localidades de Tumut y Tumbarumba, «un par de focos están convergiendo en varios lugares», dijo Shane Fitzsimmons, comisionado de los bomberos de NSW.

Le puede interesar.  "En los zapatos" de un migrante para combatir la xenofobia en Colombia

«Al final de la jornada e independientemente de lo que suceda, el resultado será otro complejo de fuegos que se ha unido para crear otro enorme problema», agregó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí