El aventurero digital

El conjunto natural es lo que hace de la Provincia de Córdoba, Argentina, uno de los destinos top en el turismo y, en especial, a nivel nacional. Elegir qué hacer en Córdoba es una decisión difícil para quienes nunca recorrieron la provincia, ya que hay muchísimas posibilidades.

La capital homónima de la Provincia, la segunda ciudad más grande de Argentina, no suele ser tenida en cuenta como un destino turístico en sí, sino como punto de partida para conocer otras zonas del entorno. Sin embargo, hay varias travesías que hacer en Córdoba capital, una ciudad famosa por su arquitectura colonial, parques y vida nocturna.

La ciudad de Córdoba tiene un área céntrica muy poblada en edificios (más de cien calificados como “altos”).​ En el oeste, noroeste y sur la edificación en altura comienza a ser habitual.​ La arquitectura de los edificios céntricos y en especial los de barrio Nueva Córdoba, se caracteriza por el terminado en Ladrillo visto, estilo muy particular de la arquitectura cordobesa implantado por el arquitecto José Ignacio Díaz.

Córdoba preserva numerosos monumentos históricos de la época colonial, especialmente relacionados con la Iglesia Católica. La Manzana Jesuítica, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2000.​ Es una manzana ubicada en el microcentro en la cual se encuentran: la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, la Academia Nacional de Ciencias, la Residencia, la Capilla Doméstica, la Iglesia de la Compañía de Jesús, la antigua sede del rectorado de la Universidad Nacional de Córdoba (actualmente museo y Biblioteca Mayor) y el Colegio Nacional de Monserrat.​

La ciudad es sede de numerosas iglesias de diferentes credos y religiones, como Iglesias Católicas, Sinagogas y Mezquitas, y una gran cantidad de iglesias evangélicas. Así ha recibido también el apodo de “La ciudad de las campanas”. El legado español en la arquitectura colonial de Córdoba lo encuentra el turista principalmente en los alrededores de la Plaza San Martín, lo que también es el centro comercial y de mayor movimiento de la ciudad. El Cabildo y la Catedral Nuestra Señora de la Asunción, frente a la plaza, son dos de los ejemplos más importantes de este estilo.

El Barrio Güemes es una zona preferida de Córdoba para pasear, especialmente por la noche. En estas calles se juntan los bares, restaurantes y galerías de negocios con casas de arquitectura típica de principios del Siglo XX. La Feria de Antigüedades y el Paseo de los Artesanos son dos clásicos que le dan mucha movida al barrio.

Nueva Córdoba y las calles que bordean a la cañada (el canal que cruza la ciudad) también son dos áreas llenas de vida para que el visitante se dé una vuelta.

Córdoba tiene 1200 hectáreas de espacios verdes que se reparten en 641 hectáreas para parques, 110 en plazas, 56 en ciclovías y 393 para otros usos. La ciudad tiene un promedio de 8,9 m² de espacios verdes por habitante. El Parque Sarmiento es uno de los más antiguos de América del Sur. Fue planificado por el arquitecto francés Carlos Thays, siguiendo una perspectiva bellepoquiana. Anexo al mismo se encuentra el Parque General Belgrano, con una importante estatua ecuestre en honor al prócer y un mirador desde el cual se tiene una vista despejada del centro de la ciudad.

La Costanera del Suquía, se trata de la gran parquización, iniciada en 1983, de ambas riberas del río Suquía. Posee jardines y plazoletas.

Pero si el viandante sale de la capital, corrobora que el turismo, junto con la industria y los servicios, es una de las principales actividades económicas de la provincia. El principal atractivo turístico de Córdoba son sus sierras, así como también su clima y sus paisajes.

Le puede interesar.  4F: el derrumbe de la democracia en Venezuela

Las Sierras de Córdoba se caracterizan por formaciones montañosas (sierras) de mediana altura; el pico más alto es el Cerro Champaquí (2884 m s. n. m. aproximadamente), al este de Villa Dolores, y constituyen el extremo sur de la región de las Sierras Pampeanas. En esta zona hay cuatro cadenas montañosas principales; a saber, de este a oeste: la Sierras Chicas, una cadena de laderas suaves que, excepto en la vertiente occidental del famoso Cerro Uritorco, se prolonga al norte por las Sierras de Ambargasta; al oeste, y casi paralelas a la Sierra Chica y las Sierras de Ambargasta, se encuentran las mucho más agrestes Sierras Grandes y las Sierras de Pocho. Las Sierras Grandes continúan hacia el Sur en el cordón llamado Sierra de Comechingones.

Las Sierras Chicas son un cordón montañoso que se extiende desde la localidad de Charbonier (en el extremo norte), hasta más allá de la ciudad de Alta Gracia. En las cercanías de la ciudad de Río Tercero, se ubica la sierra de Los Cóndores, que pertenece al cordón montañoso de las sierras Chicas, y de allí, comienza a perderse en la llanura pampeana, donde la sierra de Las Peñas, marca su extremo más austral. En su recorrido de sur a norte, podemos encontrar el cerro Pan de Azúcar (1260 m s. n. m.) casi inmediatamente al este de Cosquín, el cerro El Cuadrado (1500 m s. n. m.) con una boscosa cuesta al este de Villa Giardino, el célebre y abrupto cerro Uritorco (1950 m s. n. m.) ubicado al este de Capilla del Monte; al norte de este cerro, se ubica una región denominada Quebrada de Luna.

En cuanto a las Sierras Grandes, como su nombre lo indica, son las más elevadas y las de mayor extensión latitudinal; se elevan al oeste de las Sierras Chicas mediando entre ellas diversos valles (Punilla, Paravachasca, Calamuchita). La parte elevada o amesetada de estos valles recibe el nombre de “pampas”. Entre tales pampas se destacan (de sur a norte) la Pampa de Achala, del Hospital, de San Luis y de Olaen. Las mayores alturas de las Sierras Grandes y de todas las Sierras de Córdoba se ubican en el centro de este cordón: El Cerro Champaquí (2884 m s. n. m.) seguido a sus costados por el Linderos (2809 m) y el cerro Áspero de unos 2750 m, este macizo se ubica entre las poblaciones de Yacanto de Calamuchita al este y Yacanto de Traslasierra al oeste. La otra cumbre principal de la Sierra Grande es el cerro Los Gigantes (2420 m s. n. m.) unos 40 km al oeste de Carlos Paz. Al sur del cerro Linderos la Sierra Grande se prolonga en la Sierra de Comechingones, con cumbre en el cerro de las Ovejas (2297 m) que señala el límite con la provincia de San Luis.

Las Sierras Occidentales se ubican al oeste de las Sierras Grandes y de las cumbres de Gaspar (en medio de estas se encuentra Salsacate). La ya antes citada Pampa de Pocho en cierto modo une a las Sierras Grandes con las Occidentales; en tan curiosa región de la pampa de Pocho se elevan conos volcánicos basálticos extintos (Poca, Boroa, Véliz, La Ciénaga, Agua en la Cumbre) inactivos al pie de los cuales prosperan densos bosques de palmera caranday (llamadas por los paisanos “cocos”). Que existan palmeras, puede a priori sugerir un clima cálido, pero ocurre todo lo contrario: el clima es fresco todo el año en estos palmares y en invierno caen sobre ellos nevadas.

Entre las Sierra Chica y las Sierras Grandes hay cinco valles principales:

Le puede interesar.  El drama de las madres migrantes venezolanas

Valle de Sierras Chicas: En este sector se ubica la Reserva Hídrica Natural Parque La Quebrada y la ciudad de Río Ceballos, a sólo 30 km de la ciudad capital de Córdoba. La pequeña ciudad de Río Ceballos se halla unida a la ciudad de Córdoba por la autopista llamada de Pajas Blancas.

En el Valle de Punilla se ubica el Lago San Roque (artificial) y la ciudad de Villa Carlos Paz, la cual es el centro turístico más importante, contando con variada hotelería, casino, y gran actividad nocturna. Se encuentra a 35 km de la ciudad capital de Córdoba, con la cual está unida por una autopista.

Especial mención hay que hacer de Villa Carlos Paz. Es uno de los centros turísticos más importantes de la provincia de Córdoba y del país. La ciudad es reconocida por ser uno de los destinos veraniegos más elegidos para las vacaciones familiares (enero y febrero) mientras que durante el resto del año es posible observar por sus calles a estudiantes y jubilados de todo el país. Existe una gran oferta de bienes y servicios, sobre todo hoteleros y gastronómicos. La ciudad se destaca por su agradable clima serrano y atractivos paisajes, como los diversos balnearios y el dique San Roque. El reloj Cucú, la aerosilla, el cerro La Cruz, los teatros, el Rally, su costanera, sus casinos y algunas discotecas nocturnas se han convertido con el tiempo en emblemas de la ciudad, reconocidos a nivel nacional.

Más al norte hay también importantes destinos turísticos como Cosquín (famoso por el festival de folclore y cabecera del departamento que lleva el nombre del valle; es decir: Punilla), Los Cocos, La Falda, La Cumbre, Huerta Grande, Villa Giardino y Capilla del Monte.

El valle de Calamuchita se encuentra hacia el sur. Su población más importante es Villa General Belgrano, única por su Fiesta Nacional de la Cerveza y la gastronomía y cultura centroeuropea traída allí por los inmigrantes alemanes. La ciudad más poblada es Embalse con más de 15000 habitantes, seguida por Santa Rosa de Calamuchita; los pinares y la pequeña villa La Cumbrecita son también atracciones turísticas. Los lagos son: Dique Los Molinos y Embalse Ministro Pistarini (comúnmente llamado Embalse del Río Tercero).

El Valle de Paravachasca se ubica entre el de Punilla (al norte) y el de Calamuchita (al sur). Su principal centro urbano es la antigua ciudad de Alta Gracia. Uno de sus principales atractivos turísticos, además de la ciudad recién indicada, es el parque nacional Quebrada del Condorito. Otra bella región es la de alrededor del río Anisacate; allí se ubican Anisacate, Valle de Anisacate, Villa Los Aromos, Villa La Bolsa, Villa La Serranita, La Rancherita.

Finalmente, pasando las Sierras Grandes, hacia el oeste, está el Valle de Traslasierra, siendo Mina Clavero la población turística más destacada al norte y, además de cantidad de pequeños pueblos con aire puro y mucha tranquilidad como Nono o Villa de Las Rosas, muy próximos a la ladera occidental del cerro Champaquí; al sur se destaca Villa Dolores, Los Hornillos; el Valle de Traslasierra se continúa al sur por el Valle de Conlara, este último ya en la provincia de San Luis. En esta zona, un atractivo indiscutido es el Dique La Viña.

Esta es la Provincia de Córdoba, territorio mediterráneo con montañas, ríos, lagos, arroyos, llanuras, áreas verdes y boscosas. Y en lo que respecta a su gente, Córdoba se caracteriza por la calidez humana y el buen humor, lo que conlleva a que la experiencia del intercambio sea realmente única. Esto hace, incluso, que su gran población estudiantil extranjera se sumerja plenamente en la cultura argentina y su estilo de vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí